Tiempo de Navidad

También en 2013 queremos estar a tu lado… Feliz Año te desea Ecclesia (Vídeo)

[youtube]http://youtu.be/_m6ZgywdvME[/youtube]
GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
También en 2013 queremos estar a tu lado... Feliz Año te desea Ecclesia (Vídeo), 8.5 out of 10 based on 27 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Ecclesia

Administrador

2 comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • muy buenos días,feliz año,gracias por esa maravillosa experiencia de conocerlos felicitaciones

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  • Muchas gracias Ecclesia, por sus felicitaciones y más que eso por estar atenta de evagelizar a los hombre y mujeres de hoy. Como Seminarista samaritense, les deseo, paz, amor y fraternidad con las Iglesias sobre todo en Latinoamérica ¡FELIZ AÑO NUEVO! Hoy que nuestra madre la Iglesia católica está de fiesta celebrando a Santa maría madre de Dios. Me gustaría hacer enfasis a este acontecimiento mariano. (sancta María, refugium nostrum et virtus…) Refugio y fortaleza nuestra. La palabra refugio viene del latín “fugere”, huir de algo o de alguien… Cuando se acude a un refugio se huye del frío, de la oscuridad de la noche. de una tormenta; y se busca seguridad, abrigo y resguardo. Cuando acudimos a Nuestra señora, encontramos la única protección verdadera contra las tentaciones, el desánimo, la soledad… Muchas veces sólo el hecho de comenzar a rezarle es suficiente para que la tentación desaparezca, para recuperar la paz y el optimismo. Si en algún momento encontramos más dificultades y las tentaciones aprietan hemos de acudir con prontitud aguarecernos bajo el manto de Nuestra Señora del Socorro. “Todos los pecados de tu vida, de mi vida parece como si se pusieran de pie. — No confíes. — por el contrario, llama a tu madre Santa María del Socorro, con fe y abandono de niño. Ella traerá el sosiego a tu alma”. En ella siempre encontramos cobijo y protección. Ella ” nuestro temor, mueve nuestra fe, fortaleca nuestra esperanza, disipa nuestros temores y anima nuestra pusimilidad”. Sus hijos, persibiendo su amor de madre, se refujian en ella implorando perdón y “al contemplar su virtual belleza se esfuerzan por librarse de la fealdad del pecado, y al meditar sus palabras y ejemplos se sienten llamados acumplir los mandatos de su hijo él buen señor Jesús”.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...