Revista Ecclesia » Sumario de la Revista ECCLESIA – Número 3.835 (11 de junio de 2016)
Cultura

Sumario de la Revista ECCLESIA – Número 3.835 (11 de junio de 2016)

Sumario de la Revista ECCLESIA – Número 3.835 (11 de junio de 2016)

 

Editorial

La transparencia es un deber y un bien, que ha de abrir caminos para todos: Pág. 5

Una Iglesia madre amorosa y ejemplarizante: Pág. 5

 

Opinión

50 años de vida y esperanza para la CEE, por Ninfa Watt: Pág. 6

 

España

-La CEE?firma un acuerdo de transparencia: Pág. 8

-Consagración del nuevo obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello: Pág. 10

-«aTempora», en la catedral de Sigüenza: Pág. 11

-España a dos velocidades. Informe anual de FOESSA: Pág. 12

-VIII Congreso Teológico Pastoral en Coria-Cáceres: Pág. 14

-Congreso Eucarístico Diocesano en Valladolid: Pág. 14

-Las distintas celebraciones de la toma de posesión y presentación de monseñor -Carlos Manuel Escribano Subías: Pág. 15

-Arte Sacro de ayer y de hoy, en la diócesis de Córdoba: Pág. 15

 

Cultura

Reseña de novedades editoriales, por Miguel de Santiago: Pág. 16

Devuelta a la diócesis de Palencia una tabla desparecida antes de 1965, por M. de S.: Pág. 16

 

Mundo

Nuevo superior general de los Padres Blancos, por Juan Manuel Pérez Charlín: Pág. 17

Los obispos sudafricanos llaman a trabajar para superar el racismo, por Juan Manuel Pérez Charlín: Pág. 18

Luto en Sudán del Sur por el asesinato de una religiosa misionera eslovaca: Pág. 18

 

Latinoamérica

Los obispos de Nicaragua lamentan que, dos años después de entregar a Ortega su documento sobre la realidad del país, éste aún no les haya llamado, por José Ignacio Rivarés: Pág. 19

Fallece en Lima Miguel Parets, «el Papa de los presos», por María Elena Rojas: Pág. 19

 

Reportaje

Nueva luz y nuevo esplendor para la luz. Restauración del conjunto de la Custodia eucarística de la catedral de Toledo, por J.D.-B.N. y J.H.M.: Pág. 20

 

Documentación

-Mensaje del Papa Francisco a la I Cumbre Humanitaria Mundial (Estambul, Turquía, 23/24-5-2016): Pág. 24

-Homilía del Papa Francisco en  la misa de la solemnidad del Corpus Christi (26-5-2016): Pág. 25

-Homilía y alocución para el ángelus del Papa Francisco en la misa del Jubileo de los Diáconos (29-5-2016): Pág. 26

-Discurso del Papa Francisco a los embajadores de Seychelles, Tailandia, Estonia, Malawi, Zambia y Namibia durante la presentación de las cartas credenciales (19-5-2016): Pág. 28

 

-Videomensaje del Papa Francisco para la 100 Jornada de los Católicos Alemanes (Leipzig, 25-5-2016): Pág. 29

-Palabras del Papa a los participantes en el Congreso Mundial de la Fundación Pontificia Scholas Ocurrentes (29-5-2016): Pág. 30

-Catequesis del Papa Francisco en la audiencia general del miércoles 1 de junio de 2016: Pág.31

 

Vaticano

Una Iglesia madre y ejemplar, por Miguel Ángel Agea: Pág. 33

Nace el nuevo dicasterio curial para Laicos, Familia y Vida, por M.A.A.:Pág. 34

 

La Firma

Humildad, sabiduría y bondad, por Luis Marín de San Martín: Pág. 37

 

El Domingo, Pan de la Palabra

En Cristo está nuestro tesoro, por Alejandro Pérez Verdugo: Pág. 39

 

 

Comentario a la portada del número

Número 3.835 (11 de junio de 2016)

 

No sabemos su nombre, al menos todavía. Sí sus iniciales: M.L. Y sí sabemos también que fue rescatado del Mediterráneo, cerca de las costas libias, muerto. Se cree que tendría seis meses y que su origen era somalí.

También la madre del pequeño habría muerto durante el hundimiento de la embarcación que los llevaba a un futuro incierto, pero supuestamente mejor que el infierno en que vivían. El naufragio fue a finales de mayo. Y un fotógrafo de la Agencia Reuters, Christian Buttner, consiguió una de esas fotografías que no solo hacen historia, sino que también remueven las conciencias.

Es la imagen que ilustra nuestra portada de hoy. Martin, un socorrista alemán de la ONG Sea-Watch recuperaba del mar el cadáver, ya macilento y entumecido, del niño sin nombre.

La nave hundida era, según testimonio de los supervivientes de la tragedia, «vieja, decrépita y sin condiciones para navegar» y,  además, no estaba equipada con chalecos salvavidas. Otros dos niños pudieron morir en este naufragio. Uno más, un naufragio más, en este cementerio de vergüenza e ignominia que se está convirtiendo el antiguo mar de todos (Mare nostrum).

¿Hasta cuándo? ¿Podremos seguir insensibles e indiferentes ante este horror?

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa