Los obispos Hiiboro Kussala y Amenyu con el presidente Kiir.
Internacional Última hora

Sudán del Sur: La Biblia, también en pazande

Desde hace unos días, la Biblia ya puede leerse en un nuevo idioma: la lengua pazande, hablada por más de cuatro millones de personas en Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana. El pasado 14 de septiembre, el obispo de la diócesis sur-sudanesa de Tombura-Yambio y presidente de la Conferencia Episcopal del país (de la que forman parte también los prelados del otro Sudán, el del norte), Edward Hiiboro Kussala, presentó la primera edición de las Sagradas Escrituras en esta lengua, fruto de largos años de arduo trabajo misionero, informa la agencia Fides. El acto, que se hizo coincidir con el aniversario de la muerte del obispo Joseph Gasi Abangite, el primero incardinado en esa diócesis, se desarrolló bajo el lema «Lámpara es para mis pasos tu palabra, luz en mi camino. A la celebración asistió también el gobernador del Estado de Ecuatorial Occidental, general Alfred Futuyo, que llamó a los presentes a abrazar la paz y la unidad.

Monseñor Hiiboro expresó su deseo de que los fieles puedan estudiar, celebrar y difundir la Palabra de Dios en su lengua, y que esta, la Palabra, «se convierta en el centro de todos los aspectos de su vida».

No al tribalismo

El prelado acaba de hacer también un llamamiento a poner fin a los enfrentamientos tribales que, con demasiada frecuencia, bañan de sangre su sufrida nación. En el Día Internacional de la Paz, que la ONU celebra coincidiendo con la apertura del periodo de sesiones de la asamblea general, Hiiboro Kussala ha recordado a los sur-sudaneses que Dios es creador de todos los seres humanos, de los de su tribu y de las demás, y que «ninguna tribu es mejor que otras». «Por eso —les dice— en nombre de tu tribu no puede humillar a otra tribu, y en nombre de tu tribu no puedes oprimir a otros seres humanos. (…) Todos tenemos derecho al respeto y todos tenemos derecho a vivir juntos». En Sudán del Sur hay hasta 64 comunidades étnicas distintas.

Con el presidente Kiir

El presidente del episcopado y el arzobispo de Juba, Stephen Amenyu, han sido recibidos esta semana también por el presidente del país, Salva Kiir. Durante la entrevista, «productiva y exitosa», en palabras de Hiiboro, ambos pastores expresaron a Kiir la disposición de la Iglesia a colaborar en la construcción de la paz. Le instaron, asimismo, a seguir trabajando duro en la implementación de los acuerdos de paz y a no caer en la tentación de volver a la guerra. Dichos acuerdos contemplan la reducción de los 32 Estados de la Federación a 10, que era el número original en el momento de la independencia del norte, en 2011. «Le dijimos que está en el camino correcto», ha dicho el obispo Hiiboro, y él «nos aseguró que nunca más propiciará una guerra». Kiir ha autorizado la reapertura de los lugares de culto —cerrados a causa del COVID-19— si se cumplen las medidas de seguridad fijadas para evitar contagios.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME