Iglesia ortodoxa de la Anunciación de Lyon. / Lyon-Orthodoxie
Internacional Última hora

Solidaridad y apoyo al sacerdote ortodoxo herido grave ayer en Lyon cuando cerraba el templo

Nikolaos Kakavelakis, rector de la Iglesia ortodoxa de la Anunciación de la Madre de Dios de Lyon, resultó ayer gravemente herido mientras cerraba el templo. Es el segundo ataque en el país galo contra objetivos cristianos en dos días consecutivos. El presbítero, de origen griego y de 52 años, está casado, tiene tres hijos y su pronóstico vital esta comprometido, según informan los principales medios franceses.  Las muestras de solidaridad han sido amplias por parte de las iglesias cristianas, la comunidad musulmana, y la sociedad civil.

El metropolita orotodoxo Emmanual Adamakis explicó ayer que Kakavelakis iba a regresar próximamente a Grecia, donde recibiría un nuevo cargo, y se encontraba en su actual cargo en funciones.  Según informan los medios franceses, los motivos del ataque no han sido, todavía, esclarecidos, aunque un sospechoso ha sido detenido y la policía está investigando. Las dos hipótesis en las que se trabajan son, o bien un atentado terrorista, o bien un conflicto de índole personal.

Condenas al ataque

Las reacciones al ataque no se hicieron esperar. El primado de la Iglesia ortodoxa girega, Iéronymos, denunció el ataque como un «horror que sobrepasa la lógica humana» en declaraciones a Ana, la agencia de noticias griega. La asamblea de obispos ortodoxos de Francia (AEOF), emitió un comunicado en su página web. «Los obispos ortodoxos de Francia solo pueden condenar estos actos de violencia que atentan contra la vida y propagan un clima general de inseguridad», expresaban, al tiempo que manifestaban que, en el momento de publicar el comunicado, «las instancias de la AEOF no disponen de ningún elemento sobre las circunstancias del atentado».

El secretario general de la Conferencia Episcopal Francesa, Hugues de Woillemont, mostró su apoyo a la comunidad ortodoxa con sus oraciones.

Por su parte, el Consejo Frances del Culto Musulmán condenó el ataque y deseó la pronta recuperación al sacerdote herido, mostrando su «apoyo total y plena solidaridad a los ortodoxos de Francia frente a este horror que ha apuntado a uno de sus hombres de fe».

También el Comité de Responsables de Iglesias de Lyon, que aglutina a las diferentes denominaciones cristianas, también mostró su solidaridad con el sacerdote gravemente herido.«Deseamos su pronta recuperación y aseguramos a nuestros hermanos y hermanas de la comunidad greco-católica ortodoxa de Lyon nuestra comunión durante este dramático trance».

Y el Ministerio de Exteriores de Grecia también se solidarizó con la víctima, en un breve comunicado: «Denunciamos el atentado contra un miembro del clero ortodoxo de origen griego, cerca de la Iglesia de la Anunciación de la Virgen en Lyon».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME