Iglesia en España

Solemnidad del Corpus Christi en la catedral de Lugo

Solemnidad del Corpus Christi en la catedral de Lugo

Hoy domingo 23 de junio, a las 11 h, en la catedral de Lugo, el Obispo de la Diócesis, Mons. Alfonso Carrasco, presidió la Solemne Eucaristía de Corpus.

Cientos de fieles asistieron a esta celebración, que en Lugo, la ciudad del Sacramento, adquiere especial relevancia por la permanente exposición del Santísimo en el altar mayor de su catedral de día y de noche, y por contar con el privilegio de la Indulgencia Plenaria, Cotidiana y Perpetua. Este año, además se celebrará, en la octava de Corpus, el 350 aniversario de la Ofrenda del Reino de Galicia. Acompañaron la celebración el Orfeón Lucense, el grupo de cámara de la Banda Filarmónica de Lugo y la coral Xeral-Calde.

Después de la eucaristía, las  autoridades, movimientos, asociaciones, cofradías, representantes de las parroquias, colectivos de otros países con presencia en nuestra diócesis y fieles participaron en la procesión de Corpus que, debido al mal tiempo, solo recorrió los alrededores de la catedral.

 

En su homilía, el Obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco Rouco, recordó que este año se cumple el 350 aniversario de la Ofrenda del Reino de Galicia al Santísimo Sacramento: “la fe hizo posible esta tradición; la decisión del Reino es expresión de  una conciencia compartida, es la expresión de la fe y esperanza de este pueblo en la Eucaristía, que es fuente del Amor inmenso con el que queremos construir nuestra tierra”. Insistió: Ante el Santísimo Sacramento expresamos la conciencia que tenemos de nosotros mismos, de nuestra fe y de nuestra identidad”.

En esta fiesta del Corpus, que celebramos con toda solemnidad y en la que honramos el Cuerpo de Cristo expresamos y “afirmamos que su amor es nuestra esperanza. En la Eucaristía se muestra toda la plenitud del amor inmenso de Dios hacia los hombres”

Terminó su homilía recordando que el Corpus es también la fiesta de Caridad: movidos íntimamente por este sacramento de la unidad, de la caridad y de la paz, somos interpelados a vivir en el Amor, que es el que nos empuja al bien; en él cobra sentido la justicia, la caridad, el hacer el bien a los demás “.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.