Síntesis de la catequesis jubilar del Papa Francisco del sábado 22 de octubre de 2016

Síntesis de la catequesis jubilar del Papa Francisco del sábado 22 de octubre de 2016

Por medio del diálogo creen una red de respeto y fraternidad. Invitación del Papa en la Catequesis Jubilar

El diálogo como instrumento de misericordia, en la catequesis jubilar del Papa Francisco – AP

(RV).-  En la Audiencia Jubilar del sábado 22 de octubrememoria litúrgica de San Juan Pablo II, el Santo Padre Francisco impartió su catequesis a partir del Evangelio de San Juan, capítulo 4, 6b-7.9.13-15, que narra el encuentro de Jesús con la Samaritana. El diálogo cercano entre Jesús y la mujer, fue el punto en el que hizo hincapié el pontífice para llevar nuestra atención a la importancia del diálogo en cada ámbito de nuestra vida: el diálogo permite a las personas conocerse y comprenderse, con el diálogo se resuelven las cuestiones familiares, el diálogo ayuda a las relaciones entre enseñantes y alumnos, entre trabajadores y empleadores, de diálogo vive también la Iglesia.

El diálogo derriba los muros de las incomprensiones y de las divisiones y crea puentes de comunicación: “Todas las formas de diálogo son expresión de la exigencia de amor de Dios que sale al encuentro de todos y en cada uno posa su semilla de bondad, para que pueda colaborar en su obra creadora”.

 

A continuación, la síntesis de la catequesis que el Papa pronunció en nuestro idioma:

Queridos hermanos y hermanas

En el encuentro con la mujer Samaritana, Jesús entra progresivamente en su vida y le da la posibilidad de expresarse. El diálogo entre ellos se revela como un acto fundamental para encontrar la misericordia divina.

El diálogo permite conocer, entender y acoger las exigencias de cada persona; es expresión de caridad para buscar el bien común; nos coloca delante del otro viéndolo como un don de Dios, que nos interpela y ayuda a humanizar nuestras relaciones y a superar los desacuerdos; nos da la ocasión para escucharnos recíprocamente y resolver los inconvenientes que se presentan.

La Iglesia necesita del diálogo para comprender las necesidades y anhelos que están en el corazón de los hombres y las mujeres de cada tiempo, y poder salir a su encuentro con una palabra de esperanza. En este diálogo constante, la Iglesia descubre la verdad profunda de su misión en medio del mundo y contribuye a la construcción de la paz.

* * * *

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los venidos de España y Latinoamérica. Los invito a ser por medio del diálogo instrumentos que creen una red de respeto y fraternidad para derribar los muros de la división y de la incomprensión, y así crear puentes de comunicación para ser signos de la misericordia de Dios. Muchas gracias.

(Griselda Mutual – Radio Vaticano)

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.