Especiales Ecclesia Internacional La iglesia frente a la pederastia

Sínodo laical en Chile: reconstruir la Iglesia devastada por pecados

Sínodo laical en Chile: reconstruir la Iglesia devastada por pecados

Representantes laicos de la Iglesia católica chilena se auto convocaron para la realización de un sínodo, con el objetivo de reconstruir la iglesia devastada por pecados y delitos en el Santuario de san Alberto Hurtado

Griselda Mutual –Ciudad del Vaticano, Vatican News, 07 enero 2019
Santuario padre Hurtado

Con una declaración pública concluyó la primera Asamblea del Sínodo laical en Chile que vio la participación de 350 representantes de la Iglesia católica, en Santiago de Chile. El objetivo del proceso sinodal ha sido el de “reconstruir la iglesia devastada por pecados y delitos” a causa del clericalismo, el abuso de poder, Ia indolencia y la falta de conciencia crítica del laicado. Los organizadores informaron que en los próximos meses se dará a conocer el documento final de la asamblea que servirá para el trabajo pastoral.

En el documento, los participantes declaran la decisión de “iniciar un proceso de diálogo y de participación, que favorezca un análisis del estado actual de la Iglesia católica en Chile y promueva el sueño de una iglesia de comunidades.

El sueño de una iglesia horizontal, participativa e inclusiva

Frente a la crisis de la iglesia católica chilena, los firmantes dicen soñar con una iglesia “constituida por comunidades de base; orante, profética y liberadora que busca y ejerce la justicia; que sea servidora y abierta a las necesidades de la gente y al mundo; horizontal, diversa, participativa e inclusiva, con real protagonismo del laicado en especial de las mujeres y los jóvenes”.

Promoción de la participación de laicos y mujeres en procesos decisionales

En este sentido manifiestan la voluntad de trabajar para promover la modificación de la estructura de poder al interior de la iglesia, la participación laical en la toma de decisiones y la participación de la mujer en las instancias de responsabilidad y poder, para fortalecer y renovar procesos de formación de todo el pueblo de Dios, para erradicar la cultura del abuso de poder, proponiendo acciones orientadas al establecimiento de la justicia y reparación, creando un ambiente seguro para todas y todos.

En la conclusión, antes de invocar la ayuda del espíritu santo, se comprometen a replicar el proceso sinodal en los espacios locales del país.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email