Santa Sede Última hora

Siete puntos del Papa para un pacto por la educación que dé futuro a la humanidad

Esta tarde, en el aula magna de la Universidad Lateranense se ha presentado el Pacto Global por la Educación. Una presentación de algo que está en marcha y que deberá continuarse. Estaba previsto que los representantes de las instituciones que en él han participado acudieran a firmar el pacto, algo que no ha podido ser. Pero ya está en marcha.

Y ha sido la participación del Papa Francisco, a través de un videomensaje, la que ha señalado las bases de un pacto que tiene siete puntos, que van desde poner en valor la dignidad de la persona hasta la ecología integral, pasando por transformar la economía o tener a la familia como «primera e indispensable educadora», entre otros.

Educar da esperanza

El pacto estaba previsto para ser firmado el 15 de mayo, pero la pandemia ha afectado. También ha afectado, especialmente, al pacto en sí y a las realidades que la educación debe responder. Así lo ha recordado Francisco: «Se ha intentado activar una respuesta rápida a través de plataformas educativas informatizadas, que han mostrado no sólo una marcada disparidad en las oportunidades educativas y tecnológicas, sino también, debido al confinamiento y muchas otras deficiencias existentes, muchos niños y adolescentes se han quedado atrás».

«Las medidas sanitarias necesarias serán insuficientes si no van acompañadas de un nuevo modelo cultural. Esta situación ha hecho incrementar la conciencia de que se debe realizar un cambio en el modelo de desarrollo», ha asegurado el Papa.

Y, precisamente, la respuesta a las inequidades que han sido aumentadas por esta pandemia, pasa por la educación. «Es siempre un acto de esperanza que invita a la coparticipación y a la transformación de la lógica estéril y paralizante de la indiferencia en otra lógica distinta», ha remarcado el santo padre.

Precisamente, gracias a la educación, ha señalado Francisco, podemos pensar en amor y en futuro. «La educación es ante todo una cuestión de amor y responsabilidad que se transmite en el tiempo de generación en generación».

Los siete puntos de pacto global

Estos son los puntos, enunciados con las palabras del Papa Francisco, para toda la humanidad.

  • Poner en el centro de todo proceso educativo formal e informal a la persona, su valor, su dignidad, para hacer sobresalir su propia especificidad, su belleza, su singularidad y, al mismo tiempo, su capacidad de relacionarse con los demás y con la realidad que la rodea, rechazando esos estilos de vida que favorecen la difusión de la cultura del descarte.
  • Segundo: Escuchar la voz de los niños, adolescentes y jóvenes a quienes transmitimos valores y conocimientos, para construir juntos un futuro de justicia y de paz, una vida digna para cada persona.
  • Tercero: Fomentar la plena participación de las niñas y de las jóvenes en la educación.Cuarto: Tener a la familia como primera e indispensable educadora.
  • Quinto: Educar y educarnos para acoger, abriéndonos a los más vulnerables y marginados.
  • Sexto: Comprometernos a estudiar para encontrar otras formas de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso, para que estén verdaderamente al servicio del hombre y de toda la familia humana en la perspectiva de una ecología integral.
  • Séptimo: Salvaguardar y cultivar nuestra casa común, protegiéndola de la explotación de sus recursos, adoptando estilos de vida más sobrios y buscando el aprovechamiento integral de las energías renovables y respetuosas del entorno humano y natural, siguiendo los principios de subsidiariedad y solidaridad y de la economía circular.

 

Más:
Cuatro áreas para poner en marcha el pacto educativo global desde la Universidad
Escuchar a los protagonistas para transformar la educación

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME