vigilia

Sí, podemos. ¡Cristo ha resucitado!

Sí, podemos. ¡Cristo ha resucitado!, por Elías Pérez (Editorial Verbo Divino)

 

Ciertamente la resurrección representa la piedra angular en la fe del creyente. El libro Con Jesús de Nazaret, ser otros Cristos editado por Verbo Divino, que ha sido manual de cabecera y guía de reflexión, finaliza con el capítulo 8 dedicándolo a  la resurrección. Su autor Antonio Kuri Breña  introduce en el tema desde la expresión de Pablo “Si Cristo no ha resucitado, es vana nuestra proclamación, es vana nuestra fe” (1ª Cr 15,14)

 

El ser humano está herido pero a pesar de todas las calamidades  expresa su esperanza futura porque tenemos una dimensión transcendente. Con sus reflexiones el autor nos invita a  redescubrir esa transcendencia; y recurre a una frase de D. Miguel de Unamuno (“Quiero vivir yo, este pobre yo que me siento ser ahora y aquí”) ¿Cómo fundamentar nuestra vida en la esperanza y romper con todo lo que sea insatisfacción?

 

Kuri Breña lo explica poniendo como modelo a Jesús, quien después de una vida entregada a la causa del Reino de Dios y después de ser crucificado, resucitó. Con claridad expresa cómo en los evangelios y las cartas lo encontramos de manera contundente, y especialmente en los sinópticos los cuales presentan los relatos configurados en su totalidad a partir de la experiencia de la resurrección. Las apariciones son narraciones elaboradas con una finalidad didáctica o clarificadora y así se testimonian en aquellos primeros cristianos que hasta pusieron en juego su vida por la causa de este Jesús.

 

¡Cristo ha resucitado! ¿Qué significa la resurrección para el cristiano de hoy?   En primer lugar podemos afirmar que Jesús resucitado para el creyente significa que Cristo vive una existencia nueva junto a Dios. La comunidad creyente recibe de Jesús la fuerza y las ganas de vivir; es como decir  “Sí, podemos”; es echar al traste la doctrina de la muerte y fijar la mirada en esos gestos y signos de vida que brotan en los que se reúnen en su nombre, hombres y mujeres de buena voluntad.

 

A. Kuri Breña en su reflexión deja ver cómo Jesús resucitado nos ayuda a superar el desaliento y la tristeza; cómo nos hace ser personas nuevas diferenciadas por la valentía, el vigor y el gozo. Es decir: “Sí, podemos”  porque entendemos la existencia desde esta dimensión- Es desarrollar valores que fluyen de la vida y crean vida: Generosidad, servicio, compromiso, actitudes proféticas; vivir enraizados y siendo conscientes de la realidad; en definitiva, sentir  que la vida merece la pena vivirla. El prototipo de resucitado proporciona armonía y estabilidad, tiene actitudes humanizadoras, abiertas y está comprometido en la apuesta contra lo que signifique muerte, egoísmo, envidia, celos, avaricia y violencia.

 

Y termino con sus mismas palabras de Kuri B. en referencia a la cita de J. Melloni: “la resurrección de Jesús nos introduce en un dinamismo que apenas ha comenzado. El nuevo estado de existencia que inaugura no puede agarrarse entre las manos, ni con los sentidos, ni con la mente, ni con las palabras, ni con los conceptos” Pero es una nueva existencia que nos hace exclamar, como a los discípulos: “¡Hemos visto al Señor!”

 

Elías Pérez

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.