Revista Ecclesia » Servicio Jesuita a Migrantes: La situación de los migrantes haitianos en Juárez es grave
Internacional Última hora

Servicio Jesuita a Migrantes: La situación de los migrantes haitianos en Juárez es grave

La situación de los migrantes que se encuentran en la frontera entre México y EE.UU. es grave. Lo ha dicho María Elena Hernández Lara, coordinadora del Territorio Norte del Servicio Jesuita a Migrantes (JRM), que tiene su sede en Ciudad Juárez, en el Estado Chihuahua. Complicada la situación de los migrantes haitianos que en las ultimas semanas se han desplazado desde Centro América y que tienen como destino final EE.UU.

«Juárez es un lugar de destino, de desplazamiento interno, es un lugar de destino de personas retornadas, y también es un lugar donde se están quedando personas que son solicitantes de asilo, entonces aquí confluyen distintos perfiles migratorios y la situación que prevalece en cuanto a la migración en esta ciudad es grave«, ha indicado, recordando que Ciudad Juárez es una ciudad fronteriza con el Paso, Texas, y que tiene una larga historia de migración.

Programas y expulsión

«Desde el año 2018 –precisó María Elena Hernández– la situación migratoria se ha vuelto especialmente grave en Ciudad Juárez debido a distintos factores. Uno de ellos ha sido las políticas migratorias que han impuesto desde el gobierno de Estados Unidos, en especial, el denominado Programa MPP (Protocolo de Protección a Migrantes) y la expulsión por título 42 que se realizó durante la pandemia”.

La representante del JRS explicó que, el MPP es un programa que obliga a los solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar su proceso, sus audiencias, en territorio mexicano. La aplicación de este Protocolo de Protección ha incrementado la presencia de personas emigrantes en la ciudad, y también a lo largo de varias ciudades fronterizas, pero en especial, en Ciudad Juárez.

La violencia y el crimen organizado agravan la situación

Asimismo, María Elena Hernández señaló que, la violencia en Ciudad Juárez ha sido otro de los factores que ha agravado la situación de los migrantes en esta parte de la frontera. “Durante el año 2010 – precisó la Coordinadora – Ciudad Juárez tuvo una situación de violencia especialmente grave por la presencia de los carteles de la droga, el famoso cartel de Juárez que fue combatido durante la guerra contra el narcotráfico que se dio en el sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa. Antes de eso se vivió una ola de violencia que es conocida de manera internacional debido al asesinato y el feminicidio de muchas mujeres que eran trabajadoras de la maquila y cuyos cadáveres, restos, fueron encontrados en el desierto y en zonas fronterizas, eso creó una fama muy lamentable a Ciudad Juárez. Pero también ha movilizado a la sociedad civil para enfrentar y detener la violencia contra las mujeres, pero también la violencia producto de la violencia armada vinculada al crimen organizado”.

Políticas migratorias y covid ponen en riesgo a migrantes

Este es el contexto tan adverso en el que la Iglesia y el JRS actúan para acoger, promover e integrar a los migrantes. “En los últimos dos o tres años, desde el 2018, las políticas migratorias han puesto en especial riesgo y estado de vulnerabilidad a las personas migrantes ¿por qué? Porque estás no pueden acceder a un trabajo digno, no pueden acceder de manera legal a servicios de salud, educación. Pues eso las vuelven más vulnerables, incluso a sufrir violencia por cuestiones de género, o violencia vinculada al crimen organizado”. En especial, a partir de la pandemia del Covid-2019, recuerda María Elena, esta situación se ha agravado porque se encuentran en estado de vulnerabilidad, por contagio de este virus, porque muchas personas permanecen en albergues y es muy difícil acceder a tener una vivienda digna.

Albergues para migrantes y hotel covid-19

La Coordinadora del JRS señaló que ante esta situación diferentes organizaciones, entre ellos los jesuitas, han desarrollado algunas iniciativas para ayudar a los migrantes. “Se han abierto muchos espacios de ayuda humanitaria, aquí en Ciudad Juárez hay alrededor de 26 albergues que están reconocidos, que brindan servicios a personas migrantes. Pero la situación y las condiciones en las que se encuentran albergados, a veces son condiciones de hacinamiento, estamos hablando de espacios que pueden albergar entre 100 y hasta 500 personas, pero han habido momentos donde los flujos migratorios incluso han hecho que algunos espacios atiendan a 1000 personas de manera simultánea, poniendo en riesgo de contagio a las personas. En algunos casos se ha implementado el “Hotel filtro”, que hace que las personas migrantes se hagan las pruebas antes de ser canalizados a algún albergue Covid-19 y permanezcan en aislamiento durante una semana o un poco más, y después juntarlas en los diferentes albergues en caso de ser negativa de sus pruebas o bien, pues son aisladas en caso de ser positivo”.

La industria de la migración presente en la frontera

Asimismo, María Elena Hernández señaló que, la industria de la migración esta presente en esta ciudad. “En los últimos meses también se han rescatado o se han encontrado muchas ‘casas de seguridad’ en Ciudad Juárez en donde se tienen resguardados a personas migrantes que están esperando a ‘ser cruzados’, por lo que aquí se conoce como ‘un pollero o un coyote’, es decir, un traficante de personas”. Las condiciones de cruce son muy riesgosas porque se hacen a través del desierto, hay zonas donde no hay una valla fronteriza, donde las personas pueden acceder a la frontera de los Estados Unidos.

La desesperanza de los migrantes

En general, además de las condiciones descritas por la Coordinadora del JRS, hay mucha desesperanza entre las personas que se quedan en Ciudad Juárez, porque literalmente están atoradas, la mayoría de ellas quiere continuar su camino (hacia los Estados Unidos, ndr) o solicitar asilo o entrar a trabajar de manera regular a Estados Unidos, pero las posibilidades de llevar a cabo eso de una manera segura y legal, pues son ínfimas, las fronteras permanecen cerradas, por la pandemia por una parte, pero también por el endurecimiento de las políticas migratorias.

La presencia de migrantes haitianos se incrementa

Finalmente, María Elena Hernández señaló que, hasta hace unos días, estamos hablando de apenas de hace tres o cuatro días, hemos visto la presencia de personas de origen haitiano, todavía no son la mayoría dentro de los albergues, pero pues estamos a la expectativa de que se vaya incrementando el número de personas, de migrantes de origen haitiano, sobre todo, porque a partir del título 42 y de las detenciones, las deportaciones se están realizando, pues a través también de esta frontera.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa