Firmas

Semblanza del obispo Luis Gutiérrez Martín (1931-2016)

luis-gutierrez-martin

Semblanza del obispo Luis Gutiérrez Martín (1931-2016), obispo emérito de Segovia, fallecido el 22 de junio de 2016

“Ahora podré ser lo que desde pequeño siempre desee: misionero”. Estas palabras las pronunciaba Mons. Luis Gutiérrez cuando se produjo su relevo al frente de la diócesis de Segovia, en noviembre de 2007. Esa vocación misionera le llevó a ingresar a la temprana edad de doce años en el postulantado de los misioneros claretianos de Segovia, un 14 de agosto de 1943. Dejaba atrás su pueblo natal Navalmanzano (Segovia) y a sus padres Esteban y María.

Y eso hizo durante los primeros cuatro años que siguieron a su jubilación como obispo de Segovia, ser misionero. Residía una parte del año en la comunidad claretiana de Juan Álvarez Mendizábal, donde colaboraba en la atención pastoral a la parroquia del Inmaculado Corazón de María, y otra parte, en Guatemala donde apoyaba presencialmente varios proyectos de la Fundación “Protección a Menores y Tercera Edad” (PROMETE), por él fundada cuando era obispo de Segovia. Desde el año 2012, en que fue diagnosticado de un cáncer de próstata, ya no volvió a viajar Guatemala y siguió desde España impulsando incansablemente la labor de su fundación.

En 1953 emitió la profesión perpetua en la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. Cuatro años después fue ordenado sacerdote y enviado a Roma para estudiar derecho canónico, finalizando brillantemente sus estudios con la consecución del título de Doctor. En 1961 regresa a España para compaginar su labor docente en distintos centros universitarios de Salamanca y Roma. También en este tiempo llegó a asesorar al Embajador de España ante la Santa Sede en varios asuntos, entre los que destacan los primeros borradores para la reforma del Concordato de 1953 y la Ley de Libertad Religiosa. En 1968 fue nombrado Superior Provincial de Castilla cargo en el que permaneció hasta 1980. Una vez concluido su servicio provincial, fue nombrado vicario judicial de la Archidiócesis de Madrid por el Cardenal Tarancón hasta 1988. Ese mismo año, el 15 de septiembre, fue nombrado Obispo Auxiliar de Madrid, labor que compaginó con la de Vicario General de Madrid. Tras siete años en Madrid, el 12 de mayo de 1995 fue nombrado Obispo de Segovia, sucediendo a Mons. Palenzuela.

Desde ese día puso, al servicio de nuestra diócesis, sus múltiples capacidades, entre las que destacaban su clarividencia en el análisis de los problemas, su valentía en la exposición del diagnóstico y su justicia en la aplicación de las medidas que había que tomar. Impulsó la Escuela Diocesana de Teología, las escuelas de catequistas por arciprestazgos y creó una escuela de especialistas en arte sacro. Promovió la celebración de dos congresos diocesanos, uno dedicado a la parroquia y otro a la familia. Puso en marcha la Casa diocesana de espiritualidad y la nueva sede del Obispado, sencilla pero funcional. Así mismo, llevó a cabo una reestructuración diocesana con la unión de arciprestazgos y la erección de las primeras Unidades parroquiales. Persiguió en cada una de sus decisiones llevar a cabo su lema episcopal “para edificación vuestra”.

Juan-Cruz Arnanz Cuesta

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email