beato-junipero
Internacional

Semblanza de fray Junípero Serra ante su canonización

Semblanza de fray Junípero Serra ante su canonización

Junípero Serra nació en Petra, Mallorca en 1713. Ingresó en la orden de los franciscanos cuando era joven y fue ordenado sacerdote hacia 1737. Ocupó la Cátedra de Filosofía en la Universidad Luliana de Mallorca y adquirió la reputación de ser un gran profesor y predicador en toda la isla.

A fines de la década de 1740, se ofreció a dejar su tierra natal porque sentía un gran anhelo de servir como misionero en el Nuevo Mundo. Pasó ocho años en la Sierra Gorda, una región escabrosa de México. Ahí predicó a los indígenas Pame. También, durante parte de ese tiempo sirvió como presidente de las cinco misiones franciscanas en esa región. Después, por ocho años más, tuvo varios puestos en la sede de los misioneros franciscanos en la Ciudad de México. Durante este tiempo predicó gran número de misiones domésticas por muchas áreas de México.

En 1767 lo eligieron presidente del grupo de franciscanos designado a reemplazar a los jesuitas expulsados de sus misiones en Baja California. Dos años después, Serra tomó parte en la expedición para extender la frontera española hacia el norte y ocupar Alta California. De 1769 hasta su muerte en 1784, Serra fue presidente de las misiones franciscanas en Alta California. Durante su presidencia, se fundaron nueve misiones por la costa de California entre diversos grupos de indígenas, incluso los Kumeyaay, Ohlone, Salinan, Tongva, Acjachemen y Chumash.

Serra se esforzó por congregar dentro del complejo misional a los indígenas que vivían cerca. Esperaba poder darles a conocer, poco a poco y de una manera voluntaria, los fundamentos del catolicismo. Muy a menudo peleaba con las autoridades militares acerca de la mejor manera de tratar a los indígenas y hasta viajó una vez a la capital de México para persuadirle al virrey, en persona, de apartar a un comandante militar de su mando. Durante los años que Serra estaba en California, miles de indígenas fueron bautizados y confirmados. Pero también muchos perecieron en las misiones, muchas veces a causa de las enfermedades introducidas por las incursión española en al área. Serra emprendió muchos viajes misioneros por California. Se mantuvo firme en estos viajes arduos hasta el fin de su vida a pesar de las enfermedades y debilidades físicas de las que padecía y que le agotaron de sus fuerzas. Falleció el 28 de agosto de 1784 en la Misión de San Carlos en Carmel. Fue beatificado por San Juan Pablo II el 25 de septiembre de 1988.

Biografía del Beato presentada por el postulador para ser declarado Santo.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.