Revista Ecclesia » Una Semana Santa intramuros
Procesión del Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría, en la archidiócesis de Valladolid en el año 2019.
Procesión del Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría, en la archidiócesis de Valladolid en el año 2019.
Destacada Iglesia en España Última hora

Una Semana Santa intramuros

Un año más la Iglesia católica en España se prepara para vivir el Triduo Sacro de una forma un tanto atípica. Si bien, a diferencia del año pasado, los templos estarán abiertos al público —con las restricciones correspondientes en cada comunidad autónoma dadas las actuales circunstancias sanitarias—, seguimos estando frente a un horizonte de incertidumbre donde no queda claro cuándo volverán a repicar las campanas anunciando la Buena Nueva; a sonar los tambores y cornetas; a prender las antorchas; a alzarse al cielo la imaginería religiosa que durante siglos ha conmovido a feligreses y curiosos con el misterio que se vive durante la Semana Santa, que no es otro que imbuirnos en la muerte y resurrección de Jesús; una muerte de Cruz sublimada por una vida de entrega amorosa para la salvación de toda la humanidad.
Ante esta coyuntura, en los decretos de suspensión del culto externo que los obispos fueron secundando viendo que el ritmo de vacunación no aumentaba y que era imposible garantizar la seguridad de las comunidades de fieles, los prelados hicieron un llamado directo a la creatividad, a buscar nuevas fórmulas de transmitir la historia de Cristo, que no es otra que la historia de la misma Iglesia. Diócesis, parroquias, hermandades y cofradías de toda España han recogido el testigo, buscando la manera de hacer que esta Semana Santa sea una invitación al recogimiento, silencio, pasión y vivencia de los actos de piedad desde las circunstancias de cada quien. Una oportunidad para la conversión.

Origen de la Semana Santa

«La documentación que tenemos nos remite a lo que hacía la Iglesia en Jerusalén en el siglo IV. Entonces lo llamaban “La Gran Semana”. En aquellos tiempos repetían, con más o menos rigor histórico, lo que había acontecido en los días previos a la muerte de Jesús y visitaban los lugares santos de la ciudad». «En España tenemos referencias en el misal de la procesión del Domingo de Ramos hacia 1570, aunque con anterioridad ya había celebraciones en el interior de los templos durante estos días», cuenta José Antonio Goñi, delegado de Liturgia del arzobispado de Pamplona y Tudela. Es precisamente sobre estas fechas cuando las cofradías empiezan a trabajar las tallas y a salir a las calles de pueblos y pedanías, a imitación de los disciplinantes, para mostrar la Pasión de Cristo. «Esta Semana Santa la procesión tiene que ir por dentro. Desde casa, para los que no puedan asistir a la Iglesia, se puede vivir con intensidad el relato de los evangelistas, hacer el Vía Crucis, adentrarse en los misterios dolorosos del Rosario y seguir los actos litúrgicos online. Tiene que quedar claro que la Semana Santa no se ha suspendido, sino que se ha transformado. Y tenemos que pedir, en esta intimidad que nos oferta esta situación, para que nos deje huella», dice Goñi.

«Una Iglesia ejemplar» desde Hellín en Albacete

En noviembre de 2018 la Tamborada de Hellín fue declarada por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Miles de feligreses se concentraban a escuchar en los días santos el pulso de la Pasión de Cristo, donde 20.000 tambores tocaban a la par, creando una experiencia musical única enlazada en los actos procesionales. El municipio perteneciente a la diócesis de Albacete, inauguró en el penúltimo domingo de Cuaresma el Museo de la Semana Santa y Tamborada de Hellín, también conocido como MUSS, que contó, entre otras personalidades, con la intervención del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
García-Page comenzó agradeciendo en primer lugar la labor de la Iglesia durante la pandemia, cuyo buen hacer, cumpliendo las normas sanitarias y saliendo al auxilio de quienes más lo necesitaban, ha sido todo «un ejemplo», así como reconociendo el valor para «adentrarse en la Semana Santa» de este nuevo espacio museístico.
Hermandades y cofradías de la diócesis de Albacete, se suman a las propuestas hechas desde el obispado para vivir con intensidad, desde sus respectivas parroquias, estos días. Desde la diócesis se ha animado una vez más a la participación de los fieles en todos los actos que se vayan a llevar a cabo desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección en la catedral de San Juan Bautista.

Triduo del Cristo de las Murallas
en Ávila a todas las víctimas de la pandemia

Una de las diócesis más activas en la adaptación de las celebraciones de la Semana Santa ha sido la de Ávila.
Al habitual pregón, que en esta ocasión ha corrido a cargo del sacerdote diocesano Antonio Luis Nicolás Marín, capellán del complejo hospitalario de Ávila y delegado diocesano de Cáritas, se han sumado iniciativas como la exposición de las imágenes en la catedral del Salvador para la veneración de todo el pueblo abulense; el Vía Crucis de Penitencia que será retransmitido por COPE y que estará disponible también en podcast; y la celebración por vez primera de un solemne triduo en honor al Santísimo Cristo de las Murallas, ofrecido en memoria de las víctimas de la covid-19 y en reconocimiento a todas las personas y entidades que colaboran para acompañar a los enfermos y afectados de la pandemia. El Sermón de las Siete Palabras, uno de los actos centrales de la Semana Santa, tendrá lugar el día 2 de abril, a partir de las 12.00 horas en la catedral, y será pronunciado por el vicario para la Educación Católica, Pablo Martín Pascual. Al finalizar el acto se interpretará una selección del Stabat Mater de Pergolesi, a cargo de Sara Matarranz, soprano; Sara Rapado, mezzosoprano; Carla Muñoz, cello; y Francisco Javier López, órgano. Al igual que el resto de celebraciones, desde la diócesis de Ávila se retransmitirán todas estas actividades en directo a través de su canal de YouTube.

La caridad de los Pasos Blanco y Azul de Lorca

La diócesis de Cartagena alberga una de la procesiones más espectaculares de nuestra Semana Santa. En la ciudad de Lorca se solían suceder durante estos días imágenes del Antiguo y Nuevo Testamento; repletos de bordados magníficos y donde es habitual ver la representación de la historia sagrada con cuadras y caballos, fenómeno que no tiene parangón en toda nuestra geografía. Ramón Mateos es presidente del Muy Ilustre Cabildo de la Virgen de la Amargura, denominación original de la cofradía del Paso Blanco. «No es la Semana Santa que hubiésemos querido pero nos hemos sobrepuesto y ya llevamos unos meses con actividades de todo tipo». Más allá de los actos litúrgicos habituales, que serán retransmitidos por la televisión local y por streaming, Mateos no ha querido olvidar la intensa labor caritativa llevada a cabo durante la pandemia por el Paso Blanco, colaborando con los centros sanitarios de la zona en la compra de mascarillas, con las Cáritas parroquiales y haciendo un concierto benéfico para apoyar a los comercios locales
Otro de los pasos destacados de la ciudad murciana es el Paso Azul. Su presidente, José María Miñarro, ha querido recordar el apoyo de los azules con sus vecinos, colaborando en lo que hiciera falta. Para esta Semana Santa contarán con la exposición de sus imágenes más icónicas en el templo de San Francisco, sede canónica de la cofradía. También habrá sendas proyecciones audiovisuales en 6 capillas de Lorca donde se recoge la historia y tradición de las procesiones de este paso, también conocida como Hermandad de Labradores.

Granada con la Casa de la Esperanza

Siguiendo el decreto del arzobispo de Granada, Javier Martínez, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza Coronada, se han volcado en su actividad caritativa. Este año las papeletas de sitio irán destinadas a beneficio de la Casa de la Esperanza que acoge a familias monomarentales con hijos a cargo. Desde su fundación en 2017 se han atendido a más de un centenar de personas y dotado de competencias laborales para que estas mujeres puedan ser autónomas.
En este proyecto, de las Adoratrices, a través de la Fundación Amaranta y su Proyecto Tunza, se ofrece una residencia segura y protegida, atención a las necesidades básicas, soporte emocional y acompañamiento en el proceso de autonomía, entre otras cosas. La archidiócesis, durante toda la Semana Santa, tendrá sus templos abiertos para la celebración de la Eucaristía y los oficios propios de estos días.

Los balcones de Huelva se engalanan
para recibir la Semana Santa

Dentro de la diócesis de Huelva, las hermandades de La Borriquita, la Devota Hermandad de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de los Ángeles, en colaboración con el ayuntamiento onubense, ha presentado el Primer Certamen Nacional «Balcones Cofrades» de Pintura, Fotografía y Diseño, ligado a la organización de una Galería de Arte al aire libre en plena Plaza de la Constitución y Gran Vía. Del mismo modo, han sacado adelante el Primer Concurso Escolar de Pasos y Carteles de Semana Santa, cuyos premios formarán parte de una exposición única, en la que por primera vez, se mostrarán al público procesiones en miniatura, recreaciones infantiles de pasos de Semana Santa adaptados para menores, «en los que solo el tamaño, es diferente, porque incluyen todos los detalles de auténticas piezas de imaginería», tal y como reconoce el teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Huelva, Daniel Mantero.

Exposición fotográfica y concurso para niños en Sevilla

Si hay un lugar donde se viva con especial devoción la Semana Santa es en Sevilla. Este año, la archidiócesis ha preparado casi una treintena de actividades destinadas a que los feligreses de la ciudad hispalense puedan acercarse a la historia de las procesiones. Así lo muestra la exposición fotográfica «Semana Santa en la Memoria», donde 60 imágenes de gran formato de las celebraciones del siglo XIX y XX se suceden en los aledaños de la catedral y en algunos de los lugares más emblemáticos de Sevilla.
Del mismo modo, el Consejo General de Hermandades y Cofradías, convocó durante la Cuaresma un concurso para que los niños de la archidiócesis se pusieran en juego y explicasen, de forma artística, a través de dos modalidades, la significación para ellos de estos días tan especiales. La primera, de carácter audiovisual (fotografías, vídeos y música) y la segunda a través de manualidades (dibujo, pinturas y maquetas).

Actos al aire libre en la archidiócesis de Valladolid

Como ya anunciábamos en ECCLESIA en el número 4.064, la archidiócesis de Valladolid celebrará dos actos fuera de la catedral, centro neurálgico de gran parte de la actividad de la Semana Santa este año.
Se trata del Sermón de las Siete Palabras, que tendrá lugar en la Plaza Mayor, acondicionada con las medidas preventivas correspondientes, y que correrá a cargo del capuchino Víctor Herrero de Miguel. A la espera del pronunciamiento final de la Junta de Castilla y León, este acto al aire libre está previsto junto con la salida de la Virgen de las Angustias el Martes Santo a las puertas de la Iglesia que la alberga, para veneración de los vallisoletanos. Por otro lado en la catedral tendrá lugar el Vía Crucis del Cristo de la Luz, de la cofradía universitaria, así como la ofrenda de la Vera Cruz a la Virgen de los Dolores, llevada a cabo por el cardenal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.

Una pantalla panorámica en el centro de Zamora para ver las procesiones de otros años

A los actos litúrgicos habituales, se suma este año una iniciativa que ha corrido a cargo de la diputación zamorana. Su presidente, Francisco José Requejo, nos ha contado cómo en la plaza de Viriato se va a instalar durante toda la Semana Santa una pantalla gigante donde se reproducirán imágenes históricas de los pasos zamoranos. El canto del miserere como algunas de las procesiones más emblemáticas de la ciudad castellana buscarán acercar un poco más la pasión de Cristo a la ciudad. Entre la seis de la tarde y las diez de la noche a partir del Viernes de Dolores se podrán seguir, con las precauciones necesarias para evitar aglomeraciones, lo que ha sido durante los últimos cien años la Semana Santa en Zamora.

Hacia una Semana Santa intramuros

Este año, como en el anterior, no retumbará el suelo al paso de los tronos que anuncian los momentos centrales de la vida de Jesús y, por ende, de la vida de todos los católicos. Sin embargo, bastará con hacer algo de silencio, de recogernos, para escuchar el eco de los redobles de este tiempo litúrgico que nos invita a un encuentro personal con aquel que sabemos que nos ama.
Esto es lo que proclaman los cristianos. Esto es a lo que nos ha animado cada obispo, cada párroco, cada religiosa, cada laico comprometido. Que vivamos con sencillez y humildad lo que nos queda de Cuaresma y la Semana Santa que está por venir para experimentar, desde nuestro templo doméstico y desde las nuevas condiciones de nuestras parroquias, la certeza de que hay una Esperanza; encarnada en un misterio custodiado en los sagrarios, que nos alimenta, acoge y fortalece ante los sinsabores y dichas que se dan en los pliegues de la vida cotidiana.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa