Rincón Litúrgico

Semana del Cenáculo. Invocación al Espíritu Santo

Semana del Cenáculo. Invocación al Espíritu Santo

Don de Fortaleza: El don de Fortaleza sostiene la virtud de la Fortaleza: “especial firmeza para resistir y rechazar todos peligros graves”. Este es el don que nos vuelve valientes para enfrentar las dificultades del día a día de la vida cristiana. Vuelve fuerte y heroica la fe.

Si en vez de derrumbarnos ante la dificultad y justificarnos en nuestras debilidades cuando caemos, combatimos, no nos arredramos, porque pedimos la gracia del Espíritu Santo, entonces nos sorprenderemos de cómo la fuerza se demuestra en la debilidad, y gustaremos el don de Fortaleza del Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo,

fortalece mi voluntad

para que no decaiga mi fidelidad

al Evangelio, según la llamada recibida.

 

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.