Diócesis Iglesia en España

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos en la diócesis de Cádiz y Ceuta

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos en la diócesis de Cádiz y Ceuta

Monseñor Matti: “Lo que nos une es más que lo que nos separa, somos cristianos”

En la tarde del 22 de enero el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, presidió los distintos actos, celebrados en la capital gaditana, con motivo del Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos.

Para esta edición, desarrollada bajo el lema Destinados a proclamar las grandezas del Señor (1 Pe 2,9), tuvo lugar, en el salón de actos del Colegio Amor de Dios, una conferencia a cargo del arzobispo Nicolaos Matti Abd Alahad, vicario patriarcal de la Iglesia Siriaca Ortodoxa, que disertó sobre La vida de los cristianos hoy en medio oriente.

El arzobispo sirio comenzó su intervención haciendo un breve repaso de los orígenes de la persecución de los cristianos en Oriente Medio hasta llegar a nuestros días. “En la actualidad no hay cristianos en Siria, han acabado con las iglesias convirtiéndolas en mezquitas y han destruido los cementerios”.

Mons. Matti focalizó como principal problema de esta situación el ascenso progresivo de Isis y Daesh, que han instaurado el terror y acabado con la libertad religiosa en Oriente Medio. “Para ellos los cristianos son infieles. El que no acepta sus opiniones y sus leyes tiene que morir. El que no sigue la religión musulmana, paga impuestos en oro, sale del país o muere”.

En cuanto a la búsqueda de una solución, el vicario patriarcal de la Iglesia Siriaca Ortodoxa aseguró que “no se puede llegar a una solución ya que ni a vendedores de armas, ni a empresarios del petróleo les interesa la paz”.

Con respecto a la imagen negativa que se está dando del refugiado sirio, Mons. Nicolaos Matti señaló como culpables a “los delincuentes que han entrado en Europa en nombre de los refugiados y que en realidad son células dormidas de Isis”.

Por último, el arzobispo describió el sentimiento del ciudadano sirio. “A veces tenemos una sonrisa en la cara pero el corazón está llorando sangre. Nuestros ojos están secos, ya no nos quedan lágrimas para llorar a nuestros hermanos en Cristo”.

Por su parte, el obispo de Cádiz y Ceuta cerró la conferencia afirmando que las manifestaciones y testimonios de Mons. Matti “tienen que hacernos reflexionar firmemente”. En este sentido, Mons. Zornoza expresó que “siempre los que nos une es el Señor y la fe. A veces relegamos a Dios a un segundo plano y sólo nos acordamos de Él para pedir. La profunda crisis en la que está inmerso el mundo tiene mucho que ver con la pérdida del sentido de Dios. La increencia afecta en nosotros como mala creencia”.

Tras la ponencia se pasó al templo parroquial de Santo Tomás, donde se desarrolló la Oración por la Unidad de los Cristianos. La ceremonia, que estuvo dirigida por Juan Piña, director del secretariado diocesano de Ecumenismo y Relaciones Interconfesionales, contó también con la presencia de Mons. Zornoza y Mons. Matti, y representantes de distintas confesiones religiosas de la diócesis como el pastor evangélico de la Iglesia Oleum de Chiclana de la Frontera, Juantxo Andrades, y miembros de la Iglesia Evangélica Española El Buen Pastor de San Fernando.

Así, se oró por los cristianos perseguidos en el mundo y por el fortalecimiento de las relaciones entre las distintas confesiones religiosas.

El Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos se celebra tradicionalmente del 18 al 25 de enero en el hemisferio norte y en torno a Pentecostés en el hemisferio sur. Con este acontecimiento los cristianos toman conciencia de la diversidad de formas de adorar a Dios. Congregaciones y parroquias de todo el mundo toman parte de esta semana de oración, se intercambian los púlpitos y se organizan oficios ecuménicos especiales.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email