Cristianos perseguidos Especiales Ecclesia Internacional

Se cumplen diez años de la mayor ola de violencia anti-cristiana en la historia de la India

Se cumplen diez años de la mayor ola de violencia anti-cristiana en la historia de la India

Se cumplen ya 10 años de la masacres anticristianas ocurridas en Orissa en 2008. Se trata de la mayor ola de violencia contra los creyentes en la historia del país. Hoy, la población del distrito de Kandhamal, en el estado de Orissa, necesita atención y pide justicia.

“Esperamos que recuerden el genocidio que tuvo lugar en Orissa en 2008. Apenas ocho días después de la celebración del día de la Independencia, India fue testigo del ataque más grande contra una comunidad religiosa de su historia. Por eso, desde 2009, todos los 25 de agost los cristianos Kandhamal conmemoran a las víctimas”, señala el equipo del Foro Nacional de Solidaridad, una red de más de 70 organizaciones de la India, incluyendo activistas, sacerdotes, abogados, y personas de fe cristianos e hindú.

Según los datos enviados a Fides por el Foro Nacional de Solidaridad, durante la ola de violencia, 393 iglesias y lugares de culto cristianos de los adivasis y los dalits fueron destruidos, unas 6.500 viviendas fueron arrasadas, más de 100 personas fueron asesinadas y más de 40 mujeres fueron víctimas de violación, de acoso y de humillación, mientras que varias instituciones educativas, sociales y sanitarias fueron saqueadas. Más de 12.000 niños perdieron la oportunidad de tener una educación. Más de 56.000 personas se vieron obligadas a huir de Kandhamal y a refugiarse en los bosques. Se reportaron también varios casos de conversión forzosa al hinduismo, llevadas a cabo por extremistas hindúes del grupo “Sangh Parivar”. Los desplazados de Kandhamal ahora están dispersos en diferentes partes del país. Muchos de ellos no pueden regresar a sus aldeas y se vieron obligados a reconstruir sus vidas, consiguiendo casa y trabajo fuera del distrito donde nacieron.

“Es importante destacar que las personas de Kandhamal no han reaccionado en forma violenta. Después de diez años de violencia y de abusos, los supervivientes de Kandhamal todavía están luchando por la paz, la justicia y la armonía”, indica el Forum en una nota enviada a Fides.

Como denuncia también la Iglesia católica en Orissa, la compensación que el Gobierno dio a las víctimas y a los supervivientes de Kandhamal fue mínima. Hubo más de 3.300 denuncias, pero son solo 820 casos fueron llevados a la corte, de los cuales solo 518 fueron declarados como admisibles por el Tribunal. De estos 518 casos, 247 fueron archivados, sin que reconociera ningún culpable, debido a la falta de pruebas o de testigos. El resto de los casos todavía está pendientes en tribunales de primera instancia, mientras que muchos procesos han sido resueltos con una sentencia absolutoria. Considerando las denuncias iniciales, solo el 1% de los casos ha tenido una conclusión procesal.

El 2 de agosto de 2016, una decisión de la Corte Suprema reconoció que la cantidad y el alcance de las indemnizaciones no eran satisfactorios para las víctimas de Kandhamal. “Por lo tanto, aquellos que han sido excluidos de la lista de compensación deben ser incluido inmediatamente. Esto incluye la compensación a las familias de quienes murieron, la compensación por la destrucción de hogares y de bienes, la compensación por los edificios y las iglesias, así como la compensación a las instituciones y las ONG”, sostiene el Forum.

El Alto Tribunal ha encontrado desconcertante el hecho de que 315 casos de violencia hubiesen sido archivados y ha pedido al gobierno regional que los volviera a examinar. Pero este proceso no ha sido todavía activado. Para garantizar la justicia a los supervivientes de la masacre de Kandhamal, el Foro Nacional de Solidaridad solicita un grupo de trabajo que monitoree los casos y los procesos, la protección de los testigos contra la intimidación y una investigación libre y justo para reabrir casos archivados.

“Actualmente ninguno de los criminales responsables de la violencia está en prisión. Los asesinos, los violadores y los saqueadores andan sueltos, mientras que siete cristianos inocentes todavía están presos injustamente, condenados por el asesinato de un líder hindú”, asegura el Foro Nacional de Solidaridad, que, conjuntamente con la Asociación de Sobrevivientes de Kandhamal lanzan un llamamiento “a todos los que creen en el secularismo, la democracia, la justicia, la paz y la armonía, para que se observe un día por las víctimas de Kandhamal, el próximo 25 de agosto de 2018 o el 29 de agosto, en Bhubaneshwar, en presencia de más de 10.000 personas.

En el marco de la conmemoración, en los distintos eventos, se pedirá apoyo y justicia para las víctimas, a través de la identificación de los autores y de la reconstrucción de las casas y de las iglesias destruidas. También se ha llamado a instituir una “Comisión para las minorías de Orissa” para “evitar decisiones sesgadas y para garantizar la toma de decisiones armoniosa y participativa, hacia los ciudadanos sin distingo de la fe que profese”, dice el comunicado.

(PN) (Agencia Fides 07/08/2018)

Kandhamal (Agencia Fides)-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email