Internacional

Se abre la fase diocesana de beatificación de Chiara Lubich

Se abre la fase diocesana de beatificación de Chiara Lubich

“Luminoso ejemplo de vida “

28 enero 2015

De esta manera el Papa Francisco ha definido a la ya sierva de Dios Chiara Lubich en una carta leída durante la apertura de la fase diocesana de beatificación.

Una catedral rebosante y una retransmisión a través de internet seguida desde más de 18.000 puntos en los cinco continentes. De esta manera se abría laCausa de beatificación y canonización de Chiara Lubich, presidida por el Obispo de Frascati, Mons. Martinelli. La ceremonia comenzó a las 16 h. con el rezo de vísperas, continuando con la Sesión de Apertura del Proceso Diocesano.

El Papa ha querido hacerse presente a través de un mensaje firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, y leído por el cardenalTarcisio Bertone, presente en la ceremonia. En dicho mensaje, el Santo Padre recuerda “el luminoso ejemplo de vida de la fundadora del Movimiento de los Focolares” a cuantos “conservan la preciosa herencia espiritual”. Además, “pide abundantes dones sobre cuantos trabajan en la postulación e insta a dar a conocer al pueblo de Dios, la vida y las obras de aquélla que, acogiendo la invitación del Señor, ha encendido una nueva luz para la Iglesia en el camino hacia la unidad”.

Entre los participantes estaban presentes varios cardenales, arzobispos y obispos. Numerosos los representantes de movimientos y asociaciones, católicos y ortodoxos. Presentes también fieles musulmanes y budistas. De Trento –ciudad natal de Chiara Lubich-, una representación de las instituciones civiles; también de Frascati, Rocca di Papa y de los pueblos cercanos que la tuvieron como ciudadana.

Escucha profunda y estima por las palabras pronunciadas por el Obispo Raffaello Martinelli, quien ha definido el acto de la Catedral como un “glorificar y alabar a Dios nuestro Padre, porque a través de sus hijos e hijas hace resplandecer su gloria. Es un servicio que queremos rendir a las Iglesia para ofrecer, también a la Iglesia, un testimonio de fe, de esperanza, de caridad, a través de la vida de una de sus hijas”. Mons. Martineli ha continuado revelando que la tarea no es fácil y debe ser desarrollada con criterios de serenidad y de objetividad; para concluir, ha deseado que el camino ahora iniciado “pueda hacer resplandecer cada vez más la gloria del Señor, de la que ha querido hacer partícipe a su, nuestra, Sierva de Dios”.

La celebración ha concluido con las palabras de la Presidente de losFocolaresMaria Voce. En su saludo ha trazado el don que Chiara Lubich ha sido para muchos: “Acogiendo el carisma que Dios le daba, Chiara se ha prodigado para que esta vía de vida evangélica fuera recorrida por muchos, con una determinación siempre renovada dirigida a ayudar a cuantos encontraba a poner a Dios en el primer lugar y a “hacerse santos juntos”. Su mirada y su corazón estaban movidos por un amor universal, capaz de abrazar a todos los hombres más allá de cada diferencia, siempre dirigido a realizar el testamento de Jesús: “Ut omnes unum sint”[1]. Ha querido recordar también al grupo de los primeros compañeros de Chiara , quienes “han permitido -desde el primer momento- testimoniar la belleza y la posibilidad de recorrer juntos, en unidad, el camino hacia la única meta”. Concluyendo: “Esperaremos con humildad el sabio juicio del Santo Padre y pedimos a Dios, solo para su gloria y para el bien de muchos, que, con el eventual reconocimiento de ejemplaridad de Chiara, la humanidad y la historia puedan conocer nuevos desarrollos de paz, de unidad y de fraternidad universal”.

Muchos los ecos y comentarios suscitados por la apertura de la Causa referentes a la figura de Chiara. Significativas las declaraciones del Obispo de Vasai (India), D. Felix Machado, en calidad de Presidente de la Oficina para el Ecumenismo y el Diálogo Interreligioso de la Federación de las Conferencias Episcopales Asiáticas: “Asia se alegra por la apertura de la causa de beatificación de Chiara Lubich. Es un paso que dará un gran empuje al diálogo interreligioso”.

Interesantes también las declaraciones de Piero Tati, representante del diálogo con personas de cultura no religiosa promovido por los Focolares: “La misma posibilidad del diálogo ha sido posible a Chiara no más allá, sino justo dentro de su observancia radical de la Palabra, en la que muchos de nosotros nos hemos encontrado aún sin tener la misma fe. Hemos participado de alguna manera, sin tontos sincretismos, de una iglesia más vasta, contenedora potencialmente de la humanidad entera sin confines de geografía y de diversas culturas”.

Con el comienzo de la fase diocesana, la Iglesia atribuye a Chiara Lubich el título de sierva de Dios, y prosigue con la recogida de sus escritos inéditos y de las declaraciones de los testigos. El Tribunal nombrado por el Obispo, está compuesto por Mons. Angelo Amati, en calidad de delegado episcopal, D. Emanuele Fawed-Kazah, promotor de justicia, yPatrizia Sabatini, notario. La postulación -nombrada por la Presidente de los Focolares- está formada por el postulador D. Silvestre Marques y dos vicepostuladores: Lucia Abignente y Waldery Hilgeman.

El Tribunal ha establecido ya la fecha de la siguiente sesión. Será el 12 de febrero de 2015 y en la misma escuchará el testimonio de Maria Voce.

***********

[1] “Que todos sean uno” Jn 17,21

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.