Iglesia en España Última hora

Santander «conduce» por el empleo

Este año, en esta situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, la jornada de caridad ha tenido que proyectarse de una forma diferente. Desde la junta de gobierno de la la Cofradía de Los Dolores de Santander (Real Hermandad y Cofradía de nazarenos de los Dolores Gloriosos de la Santísima Virgen María y san Andrés Apóstol), en la que varios de sus miembros no superan los 30 años, se propuso la posibilidad de organizar una recaudación de fondos a través de una plataforma de crowdfunding, o micromecenazgo: Una red de financiación colectiva, normalmente online, que a través de donaciones económicas o de otro tipo, consiguen financiar un determinado proyecto a cambio de recompensas, participaciones de forma altruista.

Con ayuda del obispo de la diócesis, Manuel Sánchez Monge, preocupado por la situación de paro que nos vendrá después de esta crisis, la cofradía se puso en contacto con Cáritas diocesana para dar respuesta a esta inquietud. Su respuesta no se hizo esperar y el reto, muy actual y concreto, se hizo enseguida interesante para los cofrades: financiar permisos de conducir para los usuarios del programa de empleo de Cáritas que facilitaran su acceso al trabajo digno.

La campaña ha recibido el título «Conduciendo hacia el empleo» es su objetivo inicial se ha fijado en la consecución de fondos para un permiso B que irá destinado a un usuario del programa de empleo de Cáritas Diocesana de Santander. Para hacer la aportación sólo hay que dirigirse a la web de la cofradía: www.cofradialosdolores.com, donde se puede obtener toda la información sobre el proyecto, consultar cuánto dinero se ha recaudado ya y, por supuesto, realizar la aportación mediante tarjeta de crédito o PayPal. Al instante la plataforma emitirá un certificado de donación que permite desgravar hasta un 80% en la declaración de la renta.

Es muy importante que los cristianos y la sociedad sepan que las hermandades y cofradías realizan una importante labor social además del culto y la evangelización y es a través de estas iniciativas como se descubre ante el mundo el rostro caritativo de la Iglesia que, fiel al mandato de Jesús, ve en cada necesitado al mismo Cristo y se pone a su servicio. Las hermandades y cofradías tienen vida más allá de las procesiones y la Semana Santa. Su acción se sustenta sobre tres pilares fundamentales: el culto, la caridad y la misión; y es en estos dos últimos donde realmente está la clave para que el culto, que es lo más vistoso, tenga sentido pleno. No tiene ningún sentido llevar por las calles al «Cristo del Amor» cuando sus cofrades no practican la caridad, el amor fraterno, que es mandamiento nuevo de Jesús: «En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros» (Jn 13, 35).

Print Friendly, PDF & Email