Internacional Última hora

Sant Egidio y el gobierno alemán ponen en marcha un programa para acoger a familias de refugiados en situación de vulnerabilidad

La primera familia de refugiados afganos provenientes de Samos, formada por cinco personas ha llegado de la mano de la Comunidad de Sant Egidio a Alemania. En un contexto marcado por la pandemia, el gobierno alemán ha puesto en marcha una colaboración con Sant Egidio que ha permitido que menores no acompañados y familias con menores afectados por patologías, provenientes de campos de refugiados de las islas griegas puedan refugiarse en el país.

La vida «en la Jungla»

Otros países europeos también han declarado recientemente su disponibilidad a acogerlos en medio de esta situación marcada por la pandemia. La Comunidad de Sant Egidio está con los refugiados de Lesbos y Samos desde 2016, donde cerca de 12.000 refugiados sobreviven instalados en las inmediaciones en habitáculos de tela montados entre los árboles. De hecho, la comunidad ha tenido una presencia constante y muy activa durante todo el verano. «Lamentablemente, la situación en el campo no es fácil. En la “Jungla”, el área que se extiende hacia los olivares del cerro, no hay agua, luz ni saneamiento. Solo polvo y barro, viento caliente y lluvia helada, según la temporada, y refugios hechos con materiales de desecho: cartones, tarimas, lonas. Los incendios son frecuentes, como el de hace unos días, por causas aún desconocidas aunque quizás no accidentales. La gente pasa sus días sin hacer nada, sin escuela para los niños (que son la mayoría de la población del campamento), sin actividades para adultos. El campo todavía está cerrado, solo se puede salir para recibir tratamiento médico, hacer trámites legales y compras obligatorias. En el interior del mismo, se ha abierto alguna tienda donde se puede comprar pan, fruta y verdura».

Petición a las administraciones europeas

Para Sant Egidio, dada la situación «cada vez más dramática de los refugiados que están en Grecia, agravada por la difusión del COVID-19» ha pedido a Europa «una actuación más firme y rápida que permita especialmente a los más vulnerables llegar a lugares seguros donde puedan acceder a cuidados y ayudas».

Print Friendly, PDF & Email