Internacional Noticias

«La sangre de los congoleños va a entrar en las baterías de los coches eléctricos», denuncia Caddy Adzuba, premio internacional Manos Unidas

La periodista congoleña Caddy Adzuba, premio internacional Manos Unidas por el 60 aniversario de esta asociación, ha denunciado la repercusión que van a tener los coches eléctricos en el conflicto del congo: «La sangre de los congoleños y congoleñas va a entrar en las baterías de los coches eléctricos», ha mencionado esta periodista y activista por los Derechos Humanos que ha vivido 24 de sus 38 años en guerra.

Adzuba, que recibió el premio Príncipe de Asturias a la Concordia en el año 2014, ha descrito la situación dramática de las mujeres y llamó a «crear un lobby internacional que apoye a las organizaciones locales que ya hay y haga fuerza». A ese respecto, ha relatado que «hay espacio para la esperanza», como el hecho de que hayan conseguido pasar en Estados Unidos una ley que obligue a la trazabilidad de los minerales, algo que no ha sido posible en el parlamento europeo. «Hemos descubierto que las multinacionales son más poderosas que los gobiernos europeos», se ha lamentado.

La periodista ha asegurado que lo que se vive en República Democrática del Congo es un «feminicidio» contra las mujeres, que sufren una violencia sexual «que debe cambiar la definición de violación», haciendo referencias a durísimas experiencias de mujeres, como la de Mónica. «Cuando la conocí estaba loca y errática, a los pocos días murió porque no pudo aguantarlo», después de que militares asesinaran a su marido, a sus hijos, y la hubieran violado.

En los últimos 20 años, son 6 los millones de congoleños muertos a causa del conflicto, según Adzuba. «¿Qué hemos hecho de nuestra humanidad? ¿Por qué tanta guerra, tanta violencia, racismo, por que no nos aceptamos? ¿Por qué somos más violentos que los animales?», se ha preguntado.

Preguntada sobre las elecciones que tuvieron lugar el año pasado en su país y que implicaron un cambio de presidente, ha asegurado no tener mucha confianza en el resultado que pueda tener para la vida ordinaria de las personas. «Ha sido una mascarada por parte de las élites de nuestro país, un teatro para que todo siga igual», ha manifestado.

Mañana, jueves 12 de diciembre, Caddy Adzuba recibirá el premio internacional Manos Unidas por el 60 aniversario de esta institución.

Cuarenta años en el Congo

Junto a Caddy, ha participado en la presentación a los medios el misionero Aurelio Sanjuan, de los padres blancos, que ha vivido 40 años como misionero en la República Democrática del Congo, quien ha culpabilizado de la situación del país a los actores internacionales. «El congoleño es pacífico, tiene miedo a la sangre, y por eso pierden todas las guerras», ha repetido varias veces durante su intervención. También ha explicado como «el poder corrompe», algo que, según ha relatado, vivió de primera mano con Kabila. «Hice campaña por él, pensé que iba a ser bueno, y luego ha sido un dictador com Mbutu», ha dicho.

El misionero ha lamentado que «el Congo es pobre porque es rico», opinión compartida por Adzuba. Es una clara referencia a la gran riqueza mineral que se encuentra en el subsuelo de este territorio, en especial el coltán, escaso a nivel mundial e imprescindible para las baterías actuales de los aparatos eléctricos. Pero no es el único, también, por ejemplo, los diamantes.

Print Friendly, PDF & Email