Iglesia en España Última hora

San Juan de Sahagún, el santo agustino que inspira a la Orden en España hoy

Hoy es el día en el que la Iglesia recuerda la memoria de san Juan de Sahagún, fraile agustino y que se convirtió en patrón de Salamanca. Con motivo de esta conmemoración la Orden de San Agustín ha publicado un video, ya que también es el patrón de esta orden en España. No obstante, se trata del primer fraile agustino español declarado santo. Nació en Sahagún de Campos (León), pero vivió en Salamanca, donde fue conocido por su capacidad pacificadora entre los bandos de la ciudad y su vida caritativa.

Este santo da nombre a la nueva provincia agustiniana de España, en la que se integran las que existían hasta el momento de su unión, aprobada en el 186º Capítulo General Ordinario de la Orden de San Agustín (OSA), en septiembre de 2019. Estaba previsto celebrar el primer capítulo de la nueva provincia en julio, pero ha quedado suspendido por la pandemia.

Actualmente, en la Provincia de San Juan de Sahagún desempeñan su misión evangelizadora casi 400 religiosos agustinos, que viven en 41 comunidades. En nuestro país hay 17 colegios agustinos y 33 parroquias son atendidas por religiosos de la Orden de San Agustín. Puedes ver el vídeo que hemos elaborado para celebrar el Día de San Juan de Sahagún pinchando en el icono de nuestro canal de Youtube, en la parte inferior de la nota.

Un santo de paz

El mayor de siete hermanos, nació en el pueblo de Sahagún (León), en 1439, pero pronto fue a vivir a Salamanca. Tras pasar por el Colegio Mayor de san Bartolomé, entró a la Orden de San Agustín en su convento de Salamanca. Intervino en una querella entre dos familias nobles de la ciudad, ayudando a establecer entre ambas la paz tras cuarenta años de disputas y muertes entre ambas partes. A día de hoy, la plaza de los Bandos de Salamanca recuerda el hecho.

Además, se cuentan de él varios milagros como sacar un niño que había caído de un pozo, o la atribución popular de librar a la ciudad de la peste con sus oraciones. Falleció de manera violenta, después de que sus sermones hicieran al comendador de la ciudad dejar a la amante. Su muerte se atribuye a la amante despechada que, no está claro cómo, arregló la muerte del fraile. De cualquier manera, a los 50 años murió envenenado.

Print Friendly, PDF & Email