Nacional

San Juan de Ávila, maestro de santos

san-juan-de-avila-salamanca

La relación entre el clero secular y la vida consagrada

Salamanca, 7 de octubre de 2013

El 7 de octubre de 2013, en el Aula Magna de la Universidad Pontificia de Salamanca se ha celebrado un Acto académico dedicado a San Juan de Ávila, maestro de santos, con el que se ha querido conmemorar el primer aniversario de su proclamación como Doctor de la Iglesia universal, reflexionando sobre La relación entre el clero secular y la vida consagrada.

El acto, que ocupó toda la jornada, fue promovido por la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada y organizado conjuntamente con la Comisión Episcopal del Clero, la Comisión de Obispos y Superiores Mayores para las Mutuae Relationes, la Oficina para las Causas de los Santos (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS), la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y la Cátedra de Teología de la Vida Consagrada (Universidad Eclesiástica San Dámaso Madrid).

San Juan de Ávila, Maestro de maestros, se relacionó como consejero y guía espiritual con la espléndida generación de santos, sus contemporáneos, varios de los cuales fueron fundadores o reformadores de conocidas órdenes religiosas. Además de fray Luis de Granada, dominico, su discípulo, amigo y primer biógrafo, entre otros: santo Tomás de Villanueva, religioso agustino y obispo; san Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús; san Juan de Dios, que se convirtió oyéndole predicar y fundó después la Orden Hospitalaria; san Pedro de Alcántara, franciscano; san Francisco de Borja, convertido también oyendo la predicación de san Juan de Ávila; santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz, reformadores de la orden carmelitana… y otros.

Con esta iniciativa, tomando como referencia al santo patrono del clero secular español y su influencia en la vida religiosa de su época, se ha querido contribuir a iluminar las relaciones mutuas desde el magisterio eximio de san Juan de Ávila. El acto ha contado con la presencia de Mons. D. Carlos López Hernández, Obispo de Salamanca y Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca, así como de D. Ángel Galindo García, Rector Magnífico, quienes intervinieron con unas palabras de saludo y acogida, a las que se unieron Mons. D. Victorio Oliver Domingo, Obispo Emérito de Orihuela-Alicante y miembro de la CE del Clero y D. Jacinto Núñez Regodón, Decano Facultad de Teología (UPSA) en nombre de los organizadores. También asistieron al acto Mons. D. Francisco Cerro Chaves, Obispo de Coria-Cáceres y miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, P. Elías Royón, SJ, Presidente de CONFER y Dª Lydia Jiménez, Presidenta de CEDIS.

La presentación ha corrido a cargo de Mons. D. Vicente Jiménez Zamora, Obispo de Santander y Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada quien ha señalado la importancia de un acto organizado y realizado en común por varias entidades, signo visible de la comunión eclesial que se vive y desea remarcarse al reflexionar juntos sobre la relación entre el clero secular y los religiosos y personas consagradas, como continuación del acto celebrado en el año 2011, dedicado a Las Relaciones Mutuas entre obispos y vida consagrada. Esta jornada –ha dicho– «no es sino un eslabón más en esta “cadena de comunión” de las tareas cotidianas, entre las que se encuentra el promover espacios para que el mayor conocimiento favorezca una más íntima comunión. No en vano leemos en Vita consecrata, n. 50 que “contribuirá también a un mejor conocimiento recíproco la inserción de la teología y de la espiritualidad de la vida consagrada en el plan de estudios teológicos de los presbíteros diocesanos, así como la previsión en la formación de las personas consagradas de un adecuado estudio de la teología de la Iglesia particular y de la espiritualidad del clero diocesano”. Esto mismo hemos aprobado los Obispos Españoles en un importante y reciente Documento titulado Iglesia particular y vida consagrada. Cauces operativos para facilitar las relaciones mutuas entre los obispos y la vida consagrada de la Iglesia en España (CI Asamblea Plenaria de la CEE, Madrid 19 de abril de 2013)».

Por ello, en este acto que nos convoca volvemos la mirada hacia Juan de Ávila reconociendo el título de “Maestro” que ya le confirieron sus contemporáneos, para analizar la influencia continuada que el Santo Doctor ha ejercido y sigue ejerciendo en la Iglesia, pero sobre todo por la actualidad de su vida y eminente doctrina, que también hoy tiene mucho que decirnos, como se ha mostrado a lo largo de la Jornada.

La primera ponencia nos ha situado en la persona, Juan de Ávila: la persona y el tiempo, impartida por el Profesor titular de Historia de la Iglesia (UPSA) D. Miguel Anxo Pena González, OFMCap, quien ha puesto el énfasis en aquellos aspectos más significativos del ser y hacer de Juan de Ávila en el contexto social, eclesial y espiritual de su época, señalando su especial relación con la vida consagrada.

La influencia de el maestro ha quedado de manifiesto en la Mesa redonda sobre “El Maestro Ávila: impulsor de vocaciones”, en la que un jesuita, un hermano de San Juan de Dios, un dominico y un miembro de la Fraternidad Sacerdotal San Juan de Ávila, —P. Manuel Ruiz Jurado, SJ, Profesor emérito de la Pontificia Universidad Gregoriana, Mons. D. José Luis Redrado Marchite, OH, Ex-Secretario del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, P. Alfonso Esponera Cerdán, OP, Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia y D. Jaime Pons Bosch, Secretario de la Fraternidad sacerdotal San Juan de Ávila, respectivamente— han resaltado la especial relación que mantuvo con las órdenes religiosas y el clero de su época, centrando las intervenciones en vivencias concretas y testimoniales, así como su lectura y aplicación para el momento actual.

Por la tarde una segunda ponencia ha desentrañado la vivencia de el santo, en ella Mons. D. Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense y miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, respondió abundantemente a la cuestión «¿qué puede decirnos un hombre del siglo XVI a quienes vivimos en el XXI?» mostrándonos cómo la reforma de la Iglesia, de entonces y de ahora, pasa por la conversión del corazón. Para ello, ha entresacado los elementos esenciales de la vida consagrada desde el pensamiento de San Juan de Ávila.

Ha finalizado el evento con una reflexión sobre el doctor, a cargo de D.ª María Encarnación González Rodríguez, quien ha recorrido cada una de las páginas de las obras completas del Santo, en la encomiable y laboriosa tarea de elaboración de la Causa. Quien mejor que la Postuladora y  Directora de la Oficina para las Causas de los Santos de la CEE para presentar El Doctor Juan de Ávila: Enseñanza y Testimonio. Con ello ha concluido una jornada interesantísima, cuyas actas serán publicadas por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Que el recorrido biográfico y doctrinal por la persona, el maestro, el santo y finalmente el doctor Juan de Ávila nos ayude a acoger y valorar este sublime modelo de santidad que nos viene del pasado para iluminar el momento actual de las relaciones entre el clero secular y la vida consagrada.

Lourdes Grosso García, M. Id

Directora del Secretariado C.E. para la Vida Consagrada

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email