Santa Sede

Saludos del Papa en distintos idiomas, traducidos, tras la catequesis de la audiencia general 14-11-2012

De los saludos del Papa en diversas lenguas a los grupos de fieles presentes en la Plaza de San Pedro destacamos que Su Santidad afirmó que reza por todas las personas de lengua árabe, a quienes deseó que Dios los bendiga.

A los peregrinos polacos el Santo Padre les dijo que pensando hoy en las vías que nos llevan al conocimiento de Dios, con todos compartimos la alegría de la fe, porque ha sido Dios quien creó el cosmos y el hombre, y quien nos hizo sus hijos. Por esta razón los invitó a que nuestra fe, nuestra oración y nuestro testimonio de vida sean una alabanza a nuestro Padre que transforma nuestro modo de pensar, juicios de valor, elecciones y acciones concretas.

Al saludar cordialmente a los peregrinos procedentes de Rusia, en particular al grupo de catequistas de la diócesis de San José en Irkutsk acompañados por su Obispo, Mons. ?yryl Klimowicz, el Obispo de Roma les deseó que el Señor bendiga su peregrinación y los acompañe la oración de los santos apóstoles y de los mártires de la Ciudad Eterna.

En su afectuosa bienvenida a los peregrinos italianos, entre los cuales a los grupos parroquiales, a las asociaciones y a los estudiantes presentes en esta audiencia, Benedicto XVI saludó a los participantes en el Foro organizado por la Caritas Internationalis, así como a los misioneros, sacerdotes y laicos que asisten al curso organizado por la Pontificia Universidad Salesiana, a quienes les expresó su deseo de que la visita a la Sede de Pedro favorezca en todos ellos su renovación espiritual y su empeño en la evangelización.

Al dirigir su habitual pensamiento a los jóvenes, enfermos y recién casados presentes, el Santo Padre les recordó que mañana celebraremos la memoria de San Alberto Magno, patrono de los cultores de las ciencias naturales. Y formuló votos para que los jóvenes sepan conciliar el estudio riguroso con las exigencias de la fe. A la vez que deseó a los enfermos que confíen en la ayuda de la medicina, pero en medida aún mayor en la misericordia de Dios. Mientras a los recién casados los invitó a que con el amor y la estima recíproca testimonien la belleza del Sacramento recibido.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email