Revista Ecclesia » Saludos del Papa en distintas lenguas tras la audiencia general del miércoles 5 diciembre 2012
Santa Sede

Saludos del Papa en distintas lenguas tras la audiencia general del miércoles 5 diciembre 2012

En sus habituales saludos al final de la Audiencia General, el Papa dando la bienvenida a los peregrinos francófonos, ha subrayado que “el Adviento nos invita a renovar nuestra convicción de que Dios está siempre presente en nuestras vidas. ¡No tengan miedo a dejarse guiar por su Palabra y los Sacramentos! Dios es la roca que nos da la estabilidad necesaria para mantenernos siempre en pie”. 

Hablando en inglés el Pontífice ha abierto sus brazos a un grupo de peregrinos de la archidiócesis de Milwaukee. Y ha saludo también a los visitantes anglicanos del Colegio Ardingly. “Doy las gracias – ha afirmado el Papa- al coro por la alabanza que dan a Dios con sus voces. A todos los peregrinos de habla Inglesa, incluidos los grupos de Australia y los Estados Unidos de América, invoco las bendiciones divinas de alegría y de paz”.

Dando la bienvenida a los peregrinos polacos, Benedicto XVI ha señalado que “el Adviento nos invita a renovar la seguridad de que Dios está presente en medio de nosotros: Él ha entrado en el mundo, haciéndose hombre, para llevar a la plenitud su designio de amor. Y nosotros, a través de nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra caridad, podemos ser testigos de su presencia ante el mundo”.

Finalmente el Santo Padre, saludando en italiano, se ha dirigido a los participantes en la peregrinación promovida por las Hijas de Nuestra Señora de la ocasión de la beatificación de Sor María Crescencia Pérez, y les ha animado a seguir con fidelidad y alegría su servicio al Evangelio y a los hermanos, en el ejemplo de la nueva Beata.

Por último, como es habitual el Santo Padre ha saludo a los jóvenes, enfermos y recién casados. “El tiempo de Adviento, que acaba de empezar -ha dicho- toma la luz brillante del ejemplo de la Virgen Inmaculada. Que ella les impulse, queridos jóvenes, en su camino de adhesión a Cristo. Para ustedes, queridos enfermos, que María sea el apoyo para una esperanza renovada. Y sea guía para ustedes, queridos recién casados, para construir su familia”.
(ER – RV)



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa