Santa Sede

Saludos del Papa Benedicto XVI, en distintos idiomas, con traducción al español, tras el ángelus domingo 14 octubre 2012

Como cada domingo después del rezo mariano, el Santo Padre ha saludado a los fieles y peregrinos reunidos en la plaza de san Pedro en distintas lenguas.

Hablando a los peregrinos de lengua francesa en el comienzo del Año de la Fe, Benedicto XVI ha dicho que el Evangelio de hoy nos invita a abandonarlo todo para seguir a Jesús. “No tengan miedo de vivir y proclamar nuestra fe en Dios”. Hoy en día, vivir para Dios nos obliga a tomar decisiones para poder seguir adelante. A veces son difíciles. Pero sabemos que Dios está con nosotros y nos ayuda a hacer el bien, porque su gracia siempre nos precede. En este mes del Rosario, dirijámonos nuestra mirada a la Virgen María. Ella fue capaz de aceptar y vivir la Palabra de Dios. ¡Confiemos a Él también nuestras familias y todos los participantes reunidos aquí en el Sínodo que reflexionan y debaten sobre la Nueva Evangelización!

Saludando a todos los fieles de habla inglesa presentes en la plaza, el Papa ha indicado que durante este Año de la fe podemos, al igual que el hombre rico del evangelio de hoy, tener el coraje de preguntarle al Señor qué más podemos hacer, sobre todo por los pobres, los que están solos, los enfermos y los que sufren, para ser testigos y herederos la vida eterna que Dios nos promete.

Luego, el Santo Padre dirigiéndose a sus compatriotas y fieles de lengua alemana, ha vuelto a insistir en el evangelio de hoy, en el que Jesús responde a un hombre que le pregunta sobre la forma segura de conseguir la vida eterna. El Señor le aconseja dejar todo su dinero a los pobres. Dios quiere transformar nuestros corazones para que seamos capaces de expresar nuestro amor al mundo y cumplir su voluntad. Dios nos conduce al verdadero tesoro, en comunión con él, que es inagotable.

“Saludo cordialmente a los polacos -ha dicho finalmente Benedicto XVI. Hoy, en Polonia, y también en las parroquias polacas en el mundo, que se celebra el “Día del Papa” con el lema: “Juan Pablo II – El Papa de la familia”. Gracias por este signo de unidad con la Santa Sede, por vuestras oraciones y por el apoyo a los jóvenes becarios de la Fundación “Obra del Nuevo Milenio”, que preparan esta jornada. Deseo que en cada una de las familias polacas brille el fuego vivo de la fe, la bondad y el amor evangélico. Os bendigo de corazón. (ER –RV)


GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email