Santa Sede

Saludos de Benedicto XVI en español y otros idiomas tras la audiencia general miércoles 3 octubre 2012

Al saludar a los numerosos peregrinos procedentes de América Latina y de España el Papa los invitó a sentirse parte de la Iglesia viva con las siguientes palabras:Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los sacerdotes del Pontificio Colegio Mexicano, así como a los grupos provenientes de España, México, Perú, Honduras, Chile, Argentina y otros países latinoamericanos. Pidamos al Señor que sepamos vivir cada día la liturgia, especialmente la eucaristía, como acción de Dios en nosotros, y sintiéndonos parte de la Iglesia viva. Muchas gracias.

De los saludos del Papa en otras lenguas destacamos el que dirigió a los peregrinos polacos, a quienes dio su bienvenida destacando, de modo particular, la presencia de sacerdotes y fieles de la Misión Católica Polaca en Alemania, que viajaron a Roma para realizar una peregrinación de acción de gracias por el Pontificado y la beatificación de Juan Pablo II. De ahí que el Papa les deseara que este camino sea para todos ellos “tiempo de gracia y de crecimiento en la fe”.

Al saludar a los peregrinos procedentes de Croacia, Benedicto XVI bendijo especialmente a los estudiantes católicos de Požega y Virovitica acompañados por su Obispo, Mons. Antun, así como a los fieles de la Parroquia de la Exaltación de la Santa Cruz de Ruma en Serbia, y a los miembros de la comunidad católica croata de Ludwigshafen. A estos queridos amigos, el Obispo de Roma les pidió que custodien viva la llama de la fe, encendida en su bautismo y sostenida gracias al ejemplo de los santos mártires, a fin de que otros puedan ver la alegría de su vida en Cristo.

Al saludar en italiano el Pontífice se alegró por la presencia de sacerdotes y seminaristas di diversas naciones, que estudian en los Pontificios Colegios “San Pablo apóstol” y “María Mater Ecclesiae”, a quienes les formuló sus mejores votos por su empeño de estudio, asegurándoles un recuerdo particular en su oración.

Por último, como es costumbre, el saludo del Papa se dirigió a los jóvenes, enfermos y recién casados que participaron en esta audiencia general. A los queridos jóvenes, Su Santidad les pidió que escuchen a Cristo, Palabra de verdad, y que acojan con prontitud su designio en sus vidas. Invitó a los queridos enfermos a sentir que Jesús está junto a ellos y a testimoniar con su esperanza “la fuerza vivificante de su Cruz”. Mientras a los recién casados les deseó que “con la gracia del sacramento”, refuercen día tras día su amor, en el camino de la santidad.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.