Revista Ecclesia » Sal Terrae publica El evangelio de la familia
el evangelio de la familia
Cultura

Sal Terrae publica El evangelio de la familia

Sal Terrae publica El evangelio de la familia

 Sal Terrae publica El evangelio de la familia, la intervención íntegra del cardenal Kasper en la inauguración del consistorio extraordinario de febrero 

El papa Francisco agradeció públicamente este trabajo en el que dijo encontrar una teología profunda y un pensamiento sereno. “Esto se llama hacer teología de rodillas”, dijo.

Papa Francisco: “Ayer, antes de dormir, pero no para quedarme dormido, leí –releí– el trabajo del cardenal Kasper y desearía darle las gracias, porque he encontrado una teología profunda y también un pensamiento sereno en la teología. Es agradable leer teología serena. Y también he encontrado lo que san Ignacio nos decía, aquel Sensus Ecclesiae, el amor a la Madre Iglesia. Me ha hecho bien y he tenido una idea –perdone, eminencia, si hago que sienta vergüenza–, pero la idea es que esto se llama “hacer teología de rodillas”.

 

 

En el proceso que ha iniciado el papa Francisco de profundización en la teología de la familia y en la pastoral “que debemos emprender en las condiciones actuales”, las palabras del cardenal alemán Walter Kasper para la inauguración del consistorio extraordinario del pasado mes de febrero forman parte de la base de este intenso debate. Ahora, la editorial Sal Terrae, encargada de la publicación en español de las obras completas del cardenal, acaba de editar íntegramente esta intervención bajo el título El evangelio de la familia. En este documento, de poco más de 100 páginas, el teólogo reflexiona sobre los grandes problemas de los matrimonios y de las familias de hoy. Ante 150 obispos del mundo no reusó abordar estas dificultades a la luz del evangelio: “Cuando hablamos de la familia y de su belleza, no podemos partir de una imagen romántica irreal. Tenemos que ver también las duras realidades y participar en la tristeza, en las preocupaciones y en las lágrimas de muchas familias”. Migración, alejamientos y huidas que hacen imposible una vida familiar; situaciones de miseria, condiciones económicas y laborales que hacen difícil la cohesión; la crisis antropológica derivada del individualismo y del consumismo que ponen en entredicho la cultura familiar. En definitiva, se adentró en ese “abismo” abierto entre la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia y las convicciones vividas por muchos cristianos, “a muchos de los cuales la doctrina de la Iglesia les resulta muy alejada de la realidad y de la vida”.

Sus aportaciones formaron parte de la base teológica del debate posterior entre cardenales y propiciarán el diálogo en el próximo Sínodo extraordinario de la Familia –del 5 al 19 de octubre- y el Sínodo ordinario de 2015. “No se trata ahora de reafirmar la doctrina

de la Iglesia sobre la familia. Nos preguntamos por el evangelio de la familia, y de este modo retornamos a la fuente de la que brotó dicha doctrina. Esto significa que la doctrina de la Iglesia no es una laguna estancada…. Es una tradición viva que hoy, como muchas otras veces a lo largo de la historia, ha llegado a un punto crítico y que, teniendo a la vista los «signos de los tiempos», exige ser continuada y profundizada”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa