Revista Ecclesia » Saiz Meneses ya es arzobispo de Sevilla: «Nuestros contemporáneos necesitan llenar su vida de sentido, misión de la cual somos partícipes»
Destacada Iglesia en España Última hora

Saiz Meneses ya es arzobispo de Sevilla: «Nuestros contemporáneos necesitan llenar su vida de sentido, misión de la cual somos partícipes»

«Nuestros contemporáneos necesitan llenar su vida de sentido, de paz, de amor, de Dios, misión de la cual somos partícipes». Esta es la hoja de ruta que ha marcado el ya nuevo arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses, que ha tomado posesión e la diócesis este 12 de junio.

La catedral hispalense ha acogido esta celebración que ,cumpliendo todas las medidas marcadas por la pandemia, ha contado con la participación de más de cuarenta cardenales, arzobispos y obispos, presididos por el nuncio Bernardito Auza, y entre los que se encontraban el Juan José Omella, Carlos Osoro, Ricardo Blázquez, Antonio Cañizares, Antonio María Rouco y el emérito de Sevilla, Carlos Amigo. Entre los obispos, también ha acompañado al nuevo arzobispo el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello.

Asenjo: «Pronto te sentirás orgulloso de la tarea y compromiso» de los fieles de la archidiócesis

Juan José Asenjo, como administrador apostólico, se ha dirigido a los fieles para leer las letras apostólicas con el nombramiento del nuevo arzobispo. El ya emérito ha destacado «las instituciones sevillanas históricas que han sabido ponerse al servicio de cuantos van quedando en las cunetas de la sociedad como consecuencia de la pandemia que nos aflige y su consiguiente crisis económica. Pronto te sentirás orgulloso de la tarea y el compromiso de los fieles y las cerca de 700 hermandades y cofradías», ha señalado a su sucesor.

«Todas ellas son un dique formidable contra la secularización. Contribuyen de forma decisiva a mantener fresco el humus cristiano de esta tierra. Son para muchos sevillanos camino de vida cristiana, de formación, de impulso apostólico y de servicio a los pobres, como se está demostrando en estos momentos críticos», ha destacado Asenjo.

«Ofrecer el sentido de la trascendencia ante la cultura dominante»

En esta misma línea, en su homilía, Sainz Meneses ha expresado que «ante la cultura dominante relativista y subjetivista, ofrecemos la centralidad de la Persona de Jesucristo. Ante la pérdida de sentido y el empobrecimiento espiritual, ofrecemos el sentido de la trascendencia, la seguridad de que el ser humano es capaz de encontrarse con Dios», ha dicho.

«En un mundo secularizado hemos de ayudar a nuestros coetáneos a alzar la mirada al cielo y elevar el nivel de sus horizontes vitales; hemos de recordar la verdad más profunda del ser humano: que Dios nos ha creado, nos mantiene en la existencia y nos llama a la unión con Él».

Además, «ante la crisis económica y el fenómeno migratorio, hemos de ser solidarios con el sufrimiento humano y testigos de la misericordia de Dios». La actividad de la Iglesia «tiene que ser una expresión del amor de Dios. El Papa Francisco nos pide que vivamos como una Iglesia que sale al encuentro del pobre, del más débil», ha subrayado.

«Vamos a seguir caminando juntos en la vida y en la misión de la Iglesia, en sinodalidad, poniendo en práctica la espiritualidad de la comunión», ha expresado para concluir la alocución.

Duc in altum

Para la ocasión, se han rescatado del tesoro de la catedral un relicario del Lignum Crucis de esmaltes y camafeos con el grupo escultórico de la Piedad, donada a la catedral en 1389 por el cardenal Pedro Gómez Álvarez de Albornoz –que se verá en Las Edades del Hombre de este año–, unas bandejas de plata o un cáliz de oro del siglo XVIII.

Por otro lado, el escudo episcopal de monseñor José Ángel Saiz Meneses contiene en la parte superior izquierda el signo de la cruz de la Catedral de Barcelona, ya que él recibió la ordenación episcopal en aquel templo dedicado a la Santa Cruz y Santa Eulalia, y en la parte derecha el anagrama de la Virgen para simbolizar su devoción a María, que bajo la advocación de la Salud es la patrona de la diócesis que tiene encomendada.

En la parte inferior se distinguen tres estrellas que representan las virtudes teologales, fe, esperanza y caridad, y debajo la representación de la montaña de Montjuich y el mar, y que expresa el lema episcopal que escogió: Duc in altum, extraído de vocación de los discípulos (Lc 5,4).



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa