Revista Ecclesia » Rosa en concierto benéfico en Castellón, en la clausura de la Semana de la Caridad
Rosa
Iglesia en España

Rosa en concierto benéfico en Castellón, en la clausura de la Semana de la Caridad

Rosa en concierto benéfico en Castellón, en la clausura de la Semana de la Caridad

El sábado 8 de junio, el concierto de la cantante Rosa en beneficio de  Manos Unidas pondrá el punto final de la edición de la Semana de la Caridad 2013. Durante estos días se han realizado diversas actividades alrededor de la Eucaristía, la oración, la reflexión y el compromiso público para concienciar de la necesidad de que la fe sea caridad hacia los más necesitados.

La vigilia de oración encendió los motores el viernes 24 en la parroquia de san Cristóbal de Castellón. A partir de un texto de la llamada de Cristo, se ha oró por las personas cercanas, los educadores, gobernantes, necesitados y uno mismo, para culminar en una invitación a comprometerse en las organizaciones de Iglesia que convocantes: Caritas, Manos Unidas, las Conferencias de San Vicente de Paul, los Antonianos de Vila-real, las Hijas de la Caridad y la Pastoral Penitenciaria.

La segunda cita fue la conferencia sobre las conclusiones del Informe FOESSA del 2012. Kiko Lorenzo, uno de los integrantes del equipo que ha elaborado este estudio de la realidad socio-económica de España, ha sido el encargado de mostrar, en la sala de actos del Museo de Arte Contemporáneo de Castellón, las fallas que habían en los años anteriores a la crisis y que ahora se han agudizado.

El acto más plástico y público de la Semana de la Caridad se realizó el miércoles con el gesto de Siete campanadas para iluminar el mundo. Una tras otra, las entidades convocantes encendieron velones en representación del hambre y la pobreza, el paro, la vivienda digna, un buen sistema sanitario, la educación, el desarrollo humanizador y la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.  El Obispo declaraba que estas fracturas de la sociedad solo se pueden superar por la implicación personal. La celebración de la Misa concluyó el acto, y puso la semilla de la unidad necesaria para esta labor. Durante la homilía, el Mons. López Llorente deseó una “Iglesia servidora y pobre”, que se entrega hasta el final buscando el bien del otro.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa