Internacional

Risaralda (Colombia): alarma por derroche de alimentos

Iglesia en Risaralda (Colombia) prende alarmas por derroche de alimentos

Frente a las alarmantes cifras presentadas por el derroche que los pereiranos hacen de los alimentos, el obispo de Pereira (Colombia), monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, propuso darse a la tarea de realizar actividades que permitan garantizar una seguridad alimentaria y ambiental.
“La tarea es luchar por el respeto a la tierra y para que no se boten tantos alimentos, tenemos que mirar cómo canalizamos esa conciencia ecológica y elaborar un catecismo para que así los niños que hagan la primera comunión, tengan una semilla de respeto por la vida desde temprana edad”, advirtió el prelado.

Monseñor Corredor Bermúdez señaló además que se debe aprovechar que la iglesia católica es una de las instituciones que más convoca gente, para que se cree conciencia en cada uno de los católicos del cuidado del medio ambiente.

“Tenemos algo especial que no lo tiene toda la gente y es la fe, cuando una persona se evangeliza y cree en realidad en Dios, el chip va a cambiar, no olvidemos que la fe mueve montañas, ese será nuestro instrumento”, afirmó el obispo.

Sus declaraciones se dieron en el marco del foro de Seguridad Alimentaria y Sostenibilidad Ambiental, convocado por esta  iglesia particular y donde sus reflexiones se centraron sobre el estudio de la Carta Encíclica ‘Laudato Si’, que invita al cuidado de la Casa Común (la Tierra) del Papa Francisco.

Durante el foro se presentaron cifras donde ubican a la ciudad de Pereira como la tercera región del país que más desperdicia alimentos con un 18% del total de Colombia.

Al respecto el coordinador de la Caritas Diocesana, Giovanny López Sánchez, indicó que “es lamentable que se estén perdiendo tantos alimentos, estamos hablando de un 53 % de comida que es fundamental para cualquier ser humano y que la población más vulnerable necesita”.

Por lo que hizo un llamado urgente a cuidar la casa común, el sacerdote dice que “es necesario cambiar nuestros hábitos porque son muchas las toneladas de comida que en Colombia se siguen perdiendo, tenemos que trabajar para mejorar la calidad de vida de los más vulnerables”.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.