Santa Sede

Reunión del Pontificio Consejo Cor Unum

cor-unum

Fundación Populorum Progressio: incrementar proyectos de educación y formación profesional

Del 11 al 13 de junio, en la sede del Pontificio Consejo Cor Unum, se ha celebrado la reunión anual del consejo administrativo de la Fundación Populorum Progressio. Este año el lugar elegido ha sido Roma, sobre todo para pedir al Papa Francisco, a la luz de su experiencia pastoral en América Latina, orientaciones programáticas sobre el futuro de dicha Fundación después de 22 años de trabajo.

De los 135 proyectos presentados en 2014 por las diversas jurisdicciones eclesiásticas de América Latina y el Caribe se han aprobado 125, en línea con los criterios de la Populorum Progressio, por un total de 1.800.000 dólares. La mayoría contemplaban iniciativas relativas a la formación de niños y jóvenes. Así, se podrán sostener varias comunidades en sus proyectos de desarrollo y promoción humana. Se trata, en conjunto, de microproyectos que abarcan distintos ámbitos; no sólo la formación, sino también la construcción de pozos de agua potable y locales comunitarios, la institución de fondos rotatorios y bancos de semillas, la financiación de proyectos sanitarios, etc…

El Papa recibió el viernes a los miembros del consejo de administración. Durante 40 minutos los prelados departieron con él de argumentos relativos al continente latinoamericano, siempre teniendo en cuenta la actividad desarrollada por esa Fundación. El Santo Padre reafirmó en primer lugar, que las instituciones católicas no son ONGs ya que tienen que actuar según una antropología que vea en la persona no solo una ‘boca que alimentar’, sino que tenga también en cuenta su dimensión espiritual y el anhelo de Dios y de eternidad que cada uno lleva en su corazón

En segundo lugar se abordó la cuestión del indigenismo y, más tarde, la de la evangelización y su relación con las obras de caridad, en el contexto de las obras de misericordia corporales que no hay que separar de las espirituales. El Santo Padre recordó igualmente que la ideología centrada en un ”dios dinero” apunta a descartar a dos categorías de personas: a los niños, futuro de la sociedad, y a los ancianos, que son su memoria histórica. También subrayó el drama del desempleo juvenil, que deja a generaciones de chicos y chicas sin porvenir y los hace presas fáciles de la dependencia o la criminalidad. Francisco pidió a la Populorum Progressio que se ocupe mucho de este sector de la población a través de proyectos de educación y de formación profesional. El diálogo fue franco, abierto y fructuoso.

Celebrar la reunión en Roma hizo posible que el consejo de administración se confrontase con organismos como la Pontificia Comisión para América Latina, cuyo secretario Guzmán Carriquiry Lecour intervino a petición del cardenal Marc Ouellet, presidente de ese organismo, durante la mesa redonda de la primera jornada de reunión. Con él hubo un intercambio de pareceres muy provechoso acerca del indigenismo y el tema de la formación. A ese respecto hay que subrayar que la Fundación ha puesto en marcha, a partir de este consejo de administración, la colaboración con la Universidad Católica de San Antonio de Murcia (España) para instituir cursos de formación de agentes de pastoral caritativa, que a menudo son los directos responsables de los proyectos de la Fundación en el lugar.

La Fundación debe enfrentar ahora el reto de ampliar el horizonte geográfico de sus donaciones con el objetivo de que todos los proyectos presentados encuentren cabida en la caridad del Papa. En este sentido los miembros de la Populorum Progressio se han propuesto sensibilizar más profundamente a las Iglesias particulares y a las personas de buena voluntad para que los fondos disponibles para esta labor, muy apreciada por el Santo Padre, se incrementen y la tarea se amplíe.

Ciudad del Vaticano, 16 junio 2014 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas