Iglesia en España Nacional

Retiro de Adviento en el CITeS de Ávila

Retiro de Adviento en el CITeS de Ávila

Dos mujeres y un cántico

Fue el tema con el cual el P. Rómulo Cuartas Londoño inició las charlas del Retiro de Adviento, “Con los ojos puestos en María”, celebrado en el CITeS-Universidad de la Mística, del viernes 25 al domingo 27 del presente. Más de un centenar de personas tanto de Ávila como de Madrid, Alicante, León, Toledo, y Santander, participaron en esta actividad.

Tres charlas a cargo de los Padres Rómulo Cuartas Londoño, Antonio Kaddissy y Maximiliano Herráiz iluminaron el camino para la reflexión durante los tiempos de meditación, así como la meditación de la Palabra en la liturgia de las horas, en el momento mariano

El sábado P. Rómulo Cuartas Londoño comenzó su presentación “Dos mujeres y un cántico” contrastando dos momentos bíblicos en los cuales se anuncia la llegada de un niño: la de Zacarías y la de María. Isabel, esposa de Zacarías da a luz y Juan Bautista y María a Jesús. Contrastan las edades de las madres y el hecho de que una de ellas es estéril. Zacarías sirve en el templo y María vive en una aldea de Nazaret. La novedad de Dios, el milagro de la vida se hace presente en estas dos mujeres que se encuentran y cantan al Señor con alegría. El P. Rómulo comentó que el camino del Adviento con María como modelo es de fe: María cree, acoge la invitación de Dios, “hágase en mi según tu palabra” (Lc. 1,38), se muestra disponible para el plan de Dios en actitud de servicio y alabanza. Ella es consciente de que el don de Dios (Jesús) es para ser compartido con la Humanidad.

La segunda charla del sábado estuvo a cargo del P. Antonio Kaddissy. “Encarnación…Nacimiento: María modelo de Espera”, donde nos mostró a través de la experiencia de Santa Isabel de la Trinidad cómo el plan de Dios se realiza en la vida cotidiana de las personas de forma silenciosa y entretejida en las situaciones más sencilla. Como María, supo esperar en fe hasta ver el actuar de Jesús y su misión en la implantación del Reino.

El domingo, el P. Maximiliano Herráiz en su charla “Y que Dios sería hombre, y que el hombre sería Dios” enfocó la idea central en el creer, esperar y amar de María. Desarrolló su conferencia basándose principalmente en los escritos de San Juan de la Cruz. Explicó que el deseo de Dios es engrandecer a la persona, Dios comunica su amor y sus gracias. Agregó que Dios desea que sus hijos vivan en plenitud, capaces de amar. El P. Herráíz coincidió con los conferenciantes anteriores en que Dios se hace al paso de la persona en su desarrollo espiritual respetando sus tiempos. No se impone, sino que invita. No se sirve de otra cosa sino del amor, no entiende otro lenguaje que no sea el del amor. Y que la unión entre los hombres es un fruto y reflejo de ese amor derramado en sus corazones, concluyó el P. Herráiz.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email