Diócesis Iglesia en España

Primer día de la Asamblea sacerdotal de la diócesis de Santander

asamblea-sacerdotal-santander

Resumen de la Asamblea sacerdotal de la diócesis de Santander

130 sacerdotes de la diócesis de Santander comenzaron a analizar la situación del clero, en la primera de las tres sesiones, que integran una magna asamblea sacerdotal

.- La convocatoria afrontará aspectos humanos del clero; el ejercicio de su ministerio pastoral; su formación doctrinal, y la vida espiritual

.- La Asamblea es consecuencia de dos años de trabajos con el fin de potenciar un camino de renovación sacerdotal y pastoral

.- La próxima sesión se celebrará el 16 de junio, y el día 23 se concluirán los trabajos con una votación final de propuestas

Un total de 130 sacerdotes de la Diócesis entre los que también han figurado religiosos con cargo pastoral y diáconos, iniciaron este pasado lunes 2 de junio la Asamblea Diocesana del Clero, cuya apertura efectuó el obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez Zamora en el Seminario de Corbán.

Su fin es el de estudiar la situación del clero de la Diócesis de Santander, para lo cual, previamente, se han designado, por una comisión nombrada al efecto, cuatro amplios campos de análisis como son, los aspectos humanos del sacerdote; el ejercicio de su ministerio pastoral; su formación doctrinal, así como su vida espiritual.

La asamblea constará de un total de tres sesiones que se desarrollarán los días 2, 16 y 23 de junio y su celebración es consecuencia de dos años de trabajos previos en los que se ha reflexionado sobre la situación del presbiterio y “se ha orado para que este magno acontecimiento arroje buenos frutos”, precisó el obispo.

Minutos antes de comenzar la primera sesión celebrada el día 2, Mons. Jiménez resaltó que el fin de esta iniciativa es la de conocer la situación real de los sacerdotes y diáconos mediante una “visión integral” de lo que es la vida de un presbítero. Así, se han analizado aspectos humanos como el de la vivienda, la salud, la economía o el modo de vida.

Un segundo capítulo abordó el ejercicio del ministerio para definir cómo hay que responder para desarrollar la misión sacerdotal en las 615 parroquias de la Diócesis, lo cual exige “trabar más en equipo” y a la vez responder a los retos que está planteando la Iglesia y la sociedad.

Un tercer apartado que tratarán las sesiones de esta Asamblea es el relacionado con la formación intelectual y doctrinal de los sacerdotes. Con ello se busca que estén debidamente formados para que “puedan dar respuesta a los retos que plantea la sociedad y la cultura y así también dar razón de nuestra fe y esperanza”, matizó el obispo.

El cuarto y último bloque afrontará la vida espiritual “porque el Señor nos pide una conversión personal y pastoral”.

Ponencia marco

Cada uno de estos cuatro capítulos mencionados, irán precedidos de una ponencia marco a cargo de un especialista cuya temática después ayude al trabajo de análisis que desarrollarán varios equipos que se formen para tal fin y que presentarán un total de 10 propuestas en cada una de las tres sesiones de la Asamblea.

 

La primera ponencia se llevó a cabo este pasado lunes 2 de junio por el sacerdote, Javier Díaz Lorite, de la Diócesis de Jaén, el cual ha sido director del Secretariado de la Comisión Episcopal del Clero de la CEE.

La Asamblea terminará el 23 de junio con una votación global de las propuestas y se terminará con una Eucaristía de acción de gracias

Situación del clero en la Diócesis

Preguntado Mons. Jiménez sobre la situación del clero en la Diócesis, el obispo respondió que, “como en todos los ámbitos de la vida humana, hay luces y sombras”.

Los sacerdotes -agregó- “somos personas y, por tanto, estamos insertos en la sociedad”. Al tiempo, “somos deudores de los influjos y vivimos también los momentos que está atravesando la Iglesia”. Con todo, Mons Jiménez destacó que “hay esperanza; esperanza de caminar en positivo hacia el futuro, sobre todo alentados por el momento eclesial del Papa Francisco que nos llama a todos a una Iglesia de conversión y a una iglesia de salida en ambiente de gozo, porque el anuncio del Evangelio hay que hacerle con alegría”, precisó.

“Yo tengo fundadas esperanzas -dijo- de que de esta Asamblea salgamos todos renovados, y así responder como Jesucristo quiere; este es sin duda un momento de esperanza para la Diócesis”, apostilló.

Como consecuencia de este acontecimiento para la Diócesis, el obispo ha pedido “el apoyo” de la oración de todos los diocesanos, especialmente a los monasterios de vida contemplativa. “Oremos al Espíritu Santo para que ilumine a  los sacerdotes en su importante responsabilidad”.

La Asamblea Diocesana del Clero será “una oportunidad” para dar gracias a Dios por el “don de la vida de nuestros sacerdotes” y para pedir por las vocaciones sacerdotales, concluyó Mons. Jiménez Zamora.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email