Cultura

Restaurados la talla y el retablo de santa Teresa de Jesús en Valdecañas de Cerrato (Palencia)

valdecañas-de-cerrato

RESTAURADOS LA TALLA Y EL RETABLO DE SANTA TERESA DE JESUS EN VALDECAÑAS DE CERRATO

El domingo día 4 de octubre, después de la misa mayor, se presentó a los feligreses de la parroquia de San Nicolás de Bari de Valdecañas de Cerrato la restauración de la talla y retablo de Santa Teresa de Jesús.

Se trata de dos obras de arte de la segunda mitad del siglo XVIII, de estilo barroco, ubicadas en la cabecera de la nave de la epístola del templo. La talla, de bulto redondo, que representa a la Santa Abulense, -la Madre- reformadora del Carmelo, se presenta con los atributos carmelitanos, hábito marrón y escapulario, manto blanco, libro en su mano izquierda, pluma en la derecha y paloma representando al Espíritu Santo encima de su cabeza. Los elegantes y retorcidos ropajes, el misticismo de su porte, el aire y movilidad de sus gestos, incluso los postizos ojos de cristal y la imitación de telas reales, nos hablan de naturalismo al servicio del sentimiento religioso y la devoción popular indican que la talla y retablo fueron realizados a principios del siglo XVIII.

En la parte superior del retablo se muestra un bajo relieve policromado con el tema de la Transverberación de la Santa, de la misma época. En él se puede ver a la gran Mística castellana en éxtasis, mientras un ángel la traspasa el corazón con una flecha.

En el remate del retablo, a derecha e izquierda, y junto a dos angelotes, hay sendos escudos nobiliarios coronados con yelmo, que nos indican quiénes fueron los patrocinadores de la obra. Corresponden a dos familias pudientes del Valdecañas del siglo de las luces, naturales del lugar y con altos cargos eclesiásticos en las catedrales de Córdoba y de Calahorra, muy devotos, además, de la Santa y del Carmelo. El escudo de la izquierda, con castillo, león y cruz del Santo Oficio, es de la familia González, y el de la derecha, también con la cruz de la Inquisición y castillos y diez bandeletas dentro de los cuarteles distribuidas en tres filas, pertenece a la familia de los González de Tevar. Un miembro de ella, don Tomás González de Tevar fue racionero de la catedral de Córdoba, fundador de una capellanía en la ermita de la Virgen del Campo de la localidad cerrateña y de una importante obra pía en la parroquia. También está su escudo en una vivienda de la villa, lo que asegura su patrocinio.

La restauración ha sido posible gracias a la generosidad de Dña. Teresa de Juana Sardón, quien ha pagado todos los costes. La ejecución de las obras ha sido realizada durante dos meses por la empresa Fénix Conservación, con sede en Burgos. La misma donante, el año pasado costeó también los gastos de limpieza de dos frontales de altar (cordobanes), del siglo XVIII, de cuero repujado y policromado, y la reproducción de uno de ellos con destino al retablo de Santa Teresa.

En los últimos años, la talla de Santa Teresa se encontraba desubicada del retablo de origen, colocada en otro pequeño retablo de finales del siglo XVII, procedente de una de las ermitas desaparecidas. La restauración llevada a cabo ha propiciado el momento oportuno para devolverla a su lugar de origen que era el retablo del siglo XVIII.

El acto contó con la presencia de todo el pueblo, Dña. Teresa de Juana, el Sr. Cura Párroco, el Delegado diocesano de Patrimonio Cultural y Artístico, D. José Luis Calvo Calleja, la alcaldesa de Baltanás, el representante de la Diputación D. Javier Villafruela, D: Antonio Rubio miembro de la Delegación Diocesana de Patrimonio, D. Oscar García y equipo de restauradoras de Fénix Conservación y Dña. Luisa Guardo, autora de la limpieza de cordobanes y de la réplica de uno de ellos.

Valdecañas estuvo de fiesta en esa mañana de domingo 4 de octubre, a pocos días de la fiesta de Santa Teresa -el 15 de octubre- y también del final del V centenario del nacimiento de la santa andariega, no sólo por ver su patrimonio restaurado, sino por las explicaciones que les dieron el Delegado Diocesano de Patrimonio y el responsable de la restauración.

El Sr. Delegado comunicó a los feligreses e invitados que las obras de arte fueron realizadas en Palencia, aunque Valdecañas, en el siglo XVIII, pertenecía a Burgos, y el artista bien pudiera ser Tomás Prieto o Francisco Tejedor.

Finalizó el acto con vino español en el restaurante del pueblo, y también con el compromiso de seguir consultando e investigando para hacer una pequeña publicación de este interesante, histórico y valioso patrimonio religioso cultural de este pueblo cerrateño.

6 de octubre de 2015

Oficina de Comunicación de la Diócesis de Palencia

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.