Revista Ecclesia » Respeto al medio ambiente: artículo de José-Román Flecha Andrés en Diario de León (20-7-2013)
dia-medio-ambiente
Opinión

Respeto al medio ambiente: artículo de José-Román Flecha Andrés en Diario de León (20-7-2013)

Respeto al medio ambiente: artículo de José-Román Flecha Andrés en Diario de León (20-7-2013)

Artículo de José-Román Flecha Andrés publicado en el Diario de León, titulado Respeto al medio ambiente

El día 5 de junio de este año 2013 se celebraba la Jornada Mundial del Medio Ambiente,  promovida por las Naciones Unidas. En ese día el Papa Francisco dedicó a ese tema su acostumbrada reflexión en la audiencia de los miércoles.

En alguna ocasión se ha  acusado  a los judíos y a los cristianos de haber colaborado al deterioro de la naturaleza  por haberse tomado al pie de la letra las palabras con las que Dios la encomienda a Adán y Eva. En muchas ocasiones los papas anteriores han respondido a esa acusación afirmando que el hombre es como un “visir” al que su Señor le encomienda cuidar de sus propiedades de forma responsable.

En esta ocasión el Papa se pregunta qué quiere decir cultivar y custodiar la tierra. Recuerda la atención,  pasión y dedicación que pone el agricultor al cuidar de su tierra para que dé fruto y éste se comparta. Y añade: “Cultivar y custodiar la creación es una indicación de Dios dada no solo al inicio de la historia, sino a cada uno de nosotros; es parte de su proyecto; quiere decir hacer crecer el mundo con responsabilidad, transformarlo para que sea un jardín,  un lugar habitable para todos”.

Citando a Benedicto XVI,  afirma él que con frecuencia nos dejamos guiar por el ansia de dominar, de poseer, de manipular y de explotar  este mundo creado. Si nos dejamos llevar por esa codicia nos comportamos mal con la naturaleza: “No la custodiamos, no la respetamos, no la consideramos como un don gratuito que hay que cuidar”.

Es verdad que también muchos de nuestros contemporáneos no creyentes lamentan este comportamiento humano. Unos lo hacen por temor de agotar los recursos de la naturaleza. Otros porque le atribuyen una dignidad cuasi-humana. El razonamiento del Papa se apoya en la fe. Según él, destrozamos el medio ambiente “porque pensamos y vivimos de forma horizontal, nos hemos alejado de Dios y ya no leemos sus signos”.

Es muy interesante esta observación. Para el creyente,  la naturaleza es creación. Es como una obra de arte que nos lleva a conocer a su autor. La teología medieval habló muchas veces de la naturaleza como el primer libro de Dios. Así la vieron San Francisco de Asís, San Juan de la Cruz y San Ignacio de Loyola.

Pero este “eclipse de Dios” en que vivimos, no sólo nos lleva a olvidarle a Él y a ignorar a sus hijos, que son nuestros hermanos, sino a destrozar esta casa que él confió a nuestro cuidado. A fin de cuentas, el olvido de Dios revierte en una mala relación del hombre con la naturaleza. Algunos llegan a adorarla, como si de ella pudiera venir la salvación. Y otros muchos deciden  profanarla, como si no tuviera una referencia sagrada.

Evidentemente necesitamos una educación ambiental. Y un ejercicio de contemplación, que nos lleve a ver en la naturaleza un signo de Dios. Esa actitud agradecida y responsable es una innegable colaboración de la fe cristiana con los movimientos que tratan de promover el respeto al ambiente.

 

José-Román Flecha Andrés

 

 

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa