Religiosos y religiosas de México, listos para seguir abonando a la paz en el país
Internacional

Religiosos y religiosas de México, listos para seguir abonando a la paz en el país

Religiosos y religiosas de México, listos para seguir abonando a la paz en el país

Representantes de diferentes congregaciones religiosas se reunieron en su LIII Asamblea Anual para reflexionar sobre el llamado del Papa a no resignarse y poner sus carismas al servicio de la justicia, la paz y la creación.

Representantes de las religiosas y religiosos de México se reunieron en la LIII Asamblea de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos en México (CIRM), del 28 al 30 de abril, en la ciudad de Querétaro, para reflexionar sobre el llamado del Papa Francisco a no resignarse y poner sus carismas al servicio de la justicia, la paz y la creación.

En su mensaje al pueblo de Dios, reconocieron que el país pasa por momentos coyunturales a nivel mundial y nacional, que les revelan la urgente e imperiosa necesidad de poner la vida consagrada al servicio de una nueva humanidad, con una perspectiva de justicia, consolación y alegre misericordia, a partir de sus diferentes carismas.

Tras recordar la visita del Papa Francisco a México, el año pasado, la CIRM hizo suyo el llamado del Santo Padre a la no resignación. “¡A la escucha de los clamores de nuestra realidad y a la luz de las convicciones que hoy renovamos, decimos: ‘¡No claudicamos! ¡No nos vendemos! ¡No nos resignamos!’”

México –asegura el texto– requiere que ninguno de nosotros se resigne a la realidad social, política, económica, eclesial y de vida consagrada.

“No nos resignamos al dolor que nos causa la situación de nuestra patria… No nos resignamos a la injusticia… No nos resignamos a los logros alcanzados… no renunciamos al trabajo intercongregacional que nos lleva de la mano a la colaboración en la búsqueda del bien común”.

La CIRM se comprometió además a estar presentes en el mundo de los olvidados, inmigrantes, refugiados, pueblos originarios, sin tierra, desempleados, mujeres y niñas, -en especial quienes son víctimas de la trata de personas-, divorciados, periodistas y defensores de derechos humanos silenciados.

Así como a estar más cerca de los jóvenes, a promover procesos que los alejen de la autor referencialidad, y a tener una presencia más activa en los procesos electorales que se avecinan, “colaborando con nuevas maneras de hacer política y buscando la construcción de una democracia más digna para todos los mexicanos”.

Finalmente, la conferencia reconoció que hay muchos retos por delante, “pero no estamos solos, tenemos la firme creencia en que ésta es la obra de Dios y que por ello siempre nos tiene de su mano”.

Fuente: Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email