Internacional

Refugiados: tres años de desesperación en las Islas griegas

Refugiados: tres años de desesperación en las Islas griegas

12.000 refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, malviven hacinados en crueles centros de tránsito, en condiciones inseguras y degradantes sin acceso a atención médica. Con motivo del tercer aniversario del acuerdo entre la UE y Turquía en Grecia, Médicos Sin Fronteras pide la evacuación inmediata de todas las personas vulnerables.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano, Vatican News, 20 de marzo de 2019

En el marco del tercer aniversario de la firma del acuerdo entre la UE y Turquía en Grecia, la organización internacional sin ánimo de lucro, Médicos Sin Fronteras (MSF), solicita a los líderes europeos que tomen medidas para acabar con las nocivas políticas de contención en los llamados «centros de tránsito» de las Islas griegas, a la vez que insta a que garanticen la evacuación inmediata de todas las personas vulnerables que residen en estas precarias estructuras, especialmente los niños, con el fin de que sean trasladados a alojamientos adecuados en la Grecia continental o a otros Estados miembros de la UE.

Condiciones inhumanas e indignas

En los últimos tres años, dicho acuerdo ha «mantenido atrapados» a miles de hombres, mujeres y niños en condiciones insalubres, inseguras, degradantes de hacinamiento y con escaso acceso a servicios básicos sanitarios. Todo ello ha provocado un deterioro de su salud y bienestar, causando un sufrimiento generalizado.

La situación es concretamente más compleja en el centro de Vathy, en la isla de Samos, donde las condiciones se han deteriorado de manera drástica en los últimos meses debido a la grave masificación. Esto ha llevado a MSF a enviar un equipo médico a la isla.

Malvivir en la pobreza e inseguridad

En estos momentos, el campo alberga a más de 4.100 personas en un espacio destinado para solo 648, lo que significa que miles de personas malviven sin protección en zonas sucias e inseguras de los alrededores del campo oficial.

Entre los que se refugian fuera del centro hay, al menos 79 niños no acompañados, mujeres embarazadas, ancianos, personas con enfermedades crónicas incluidas patologías mentales graves; así como supervivientes de tortura y violencia sexual.

«Tres años después, tanto la UE como el Gobierno local, siguen sin proporcionar condiciones de vida digna, y una atención médica adecuada para las personas atrapadas en las Islas griegas», explica Emmanuel Goué, coordinador general en Grecia de la organización sanitaria.

Situación crítica en la Grecia continental

Por su parte, en la Grecia continental, miles de migrantes que llegaron después de que se aplicara el tratado, viven en campos o en alojamientos temporales administrados por la ONU o por organizaciones no gubernamentales, mientras que otros residen en edificios abandonados o duermen en las calles.

Todos se enfrentan a obstáculos para acceder a la atención médica. En este contexto, los equipos de psicólogos de MSF trabajan para atender a quienes padecen problemas de salud mental, como depresión, ansiedad y psicosis. También buscan rehabilitar a las víctimas de todo tipo de traumas.

Devastados por la guerra

Si bien el número total de llegadas ha disminuido considerablemente desde 2016, los datos revelan que más de 6.000 hombres, mujeres y niños se han asentado en Grecia desde principios de 2019.

La gran mayoría de las personas procede de países devastados por la guerra y generadores de refugiados, como Afganistán, Siria, Irak y República Democrática del Congo. Más de la mitad son mujeres y niños.

Esto demuestra que el enfoque de contención y disuasión de la UE para gestionar la migración no ha dado los resultados esperados a la hora de crear vías alternativas hacia un lugar seguro para quienes se ven obligadas a huir.

 

Fotos

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.