refugiada
Iglesia en España

Refugiadas sirias en Jordania:con el trauma como único equipaje

Refugiadas sirias en Jordania:con el trauma como único equipaje

 Este sábado se celebró el Día Internacional de la Mujer y desde Manos Unidas os acercamos la realidad que viven las mujeres sirias que llegan como refugiadas a la ciudad de Zarqa en Jordania

Desde Manos Unidas os hacemos llegar el primer reportaje publicado en la sección de nuestra web «Así actuamos. Objetivo: un mundo nuevo» centrada en nuestra nueva campaña «Un mundo nuevo, proyecto común» y desde donde, mes a mes, os iremos contando testimonios de los y las protagonistas de nuestros proyectos de desarrollo que, a lo largo del mundo, buscan lograr un mundo mejor.

 

Nos detenemos en la ciudad jordana de Zarqa, la segunda en número de habitantes del Reino hachemita, que ha visto incrementada su población con el creciente número de refugiados provenientes de la vecina Siria. unas 40 mil personas, sobre todo ancianos, mujeres y niños, muchos de ellos en condiciones de gran vulnerabilidad, que huyen de un conflicto  que dura ya tres años.

Precisamente desde Zarqa es desde donde Manos Unidas recibió la llamada de emergencia de los padres orioninos, que se han visto desbordados por el incremento de las peticiones de cientos de miles de civiles obligados a exiliarse, de refugiados asaltados, de torturados, de lisiados, de heridos, de desaparecidos y de muertos. ??El caso de las mujeres es especialmente significativo. Algunas han sido víctimas de secuestros, otras fueron abusadas en público y otras ante sus maridos e hijos, y muchas fueron obligadas a asistir al asesinato de sus maridos y parientes o trasladadas a los campamentos militares donde son utilizadas como casi esclavas.

Los padres orioninos han tenido que recurrir a organizaciones como Manos Unidas para poder atender a un mayor número de nuevos refugiados que tan sólo llevan consigo un equipaje repleto de carencias:

Falta de identificación personal e indocumentación.

Falta de recursos materiales: alimentos, medicinas, vacunas, agua potable, etc.

Falta de alojamiento, especialmente para las familias con niños pequeños.

Trauma psicológico debido a las penalidades sufridas.

La acción de emergencia aprobada por Manos Unidas, que estará en vigor hasta finales del mes de abril, tiene como fin garantizar el derecho a la alimentación y a la sanidad de unas personas que, en muchos casos, han perdido hasta su identidad. Y ofrecer apoyo psicológico a los más traumatizados por esa cruel violencia entre hermanos. SIGUE LEYENDO AQUÍ 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.