Rincón Litúrgico

Reflexión de la solemnidad del Bautismo del Señor

Reflexión de la SOLEMNIDAD DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

Con la celebración del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo, concluimos el tiempo santo de la Navidad. El Evangelio de Lucas nos presenta a Jesús haciendo suya la misión de Dios.
Juan bautizaba con un bautizo que era un rito de penitencia; Jesús con su Bautismo, abre una nueva era para todos los que hagan lo mismo que el. Un Bautismo que nos salva del pecado para siempre.

Dios sigue hablando hoy, en nuestro día a día como lo habló por medio de los profetas.
Dios nos llama a vivir disponible a su Palabra que se hace vida en cada uno de nosotros cuando lo seguimos y somos fieles a lo que conlleva ser “amigo de Dios” como dice Santa Teresa de Jesús.

Al bautizarse Jesús, nos cuenta el evangelio, que se oye una voz que dice: “Éste es mi Hijo Amado, el predilecto. Escucharlo”. Cuando nos bautizan a cada uno de nosotros, esas palabras se hacen vida. Porque pasamos de ser creaturas a Hijos de ese Padre que nos acoge, nos ama y por la unción del Espíritu Santo, nos hace partícipes de su AMOR con mayúscula.

Hoy es un buen momento para hacernos caer en la cuenta de nuestro propio Bautismo.
De cómo encajamos ese ser Hijo de Dios en nuestro día a día; qué confianza tenemos con Dios que se deja llamar ABBA “Papá”; qué diferencia hay entre yo que soy bautizado y uno que no lo es.

Esta solemnidad nos ayude a ser cada vez más fieles al mensaje de Jesús, a seguirlo sin miedo, sin titubeo y, sobre todo, siendo conscientes de que ser Bautizado conlleva a ser esa luz que entregan a nuestros padres y padrinos y tenemos la obligación de difundirla a pesar de los vientos que podamos encontrar en nuestro camino diario.

La Virgen María sea nuestro modelo para cada día de este año que estamos comenzando y para toda nuestra vida.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Reflexión de la solemnidad del Bautismo del Señor, 1.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Fray José Borja

Nací en Málaga en 1990.
Soy Profeso Simple desde el 5 de septiembre del 2015.
Sentí la llamada del Señor desde muy pequeño.
Participé en las convivencias del seminario menor de Málaga.
Me he criado en un ambiente familiar cristiano.
Estudié en el colegio de los PP. Agustinos y en el instituto de las HH. Trinitarias, fundadas en Madrid por el P. Francisco Méndez y M. Mariana.
Participé en la Parroquia Santa Rosa de Lima de Málaga durante 13 años donde desempeñé diferentes servicios como monaguillo, catequista, ministro extraordinario de la comunión y un largo etcétera.
Tengo un Blogger desde el 2012 que se llama: Tras Sus Huellas.
Colaboro con la revista Ecclesia desde enero del 2015.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.