Coronavirus

Reflexión de José Rico Pavés ante las supresión de Eucaristías con público

Ante la decisión de la mayoría de las diócesis españolas de suprimir las Eucaristías con público, a raíz de la emergencia sanitaria de nuestro país, el obispo auxiliar de Getafe, José Rico Pavés, quiere iluminar las confusiones que se producen entre los fieles sobre la Eucaristía. Recuerda principio del documento que en su diócesis se encuentra «uno de los municipios (Valdemoro) donde el contagio se está produciendo con más agresividad. Si atendemos a lo que ya ha sucedido en Italia, no es difícil adivinar que, en virtud de la fuerza de los hechos, todas las diócesis acabarán asumiendo las medidas extraordinarias más exigentes, como las adoptadas por nuestra diócesis de Getafe. ¿Significará esto que habremos reaccionado con la actitud mediocre de quien aprecia más la salud corporal que el bien espiritual del pueblo fiel?».

Ante la pandemia de coronavirus, el obispo recuerda que «¡no se han suprimido las Misas!», porque «cerrar los templos no significa haber dejado a los fieles sin los frutos infinitos del Sacrificio Redentor de Cristo que se actualiza en el altar». «El cierre de los templos no responde a falta de fe o de visión sobrenatural, sino que es una reacción desde la fe que se quiere hacer operativa por la caridad. Seamos honestos: ¿disponemos en nuestras parroquias y templos de los medios personales y materiales para lograr las condiciones de no aglomeración y de higiene que alejen el peligro de contagio? Si banalizamos estas medidas y crece el número de infectados ¿podremos garantizar que nuestros sacerdotes puedan seguir llevando el consuelo de los sacramentos a los más enfermos y moribundos, y acompañar a las familias que entierran a sus difuntos?», se pregunta el obispo auxiliar de Getafe.

Lee aquí el artículo completo, un nuevo encarte de ECCLESIA

Print Friendly, PDF & Email