Carta del Obispo Iglesia en España

Reestructuración de arciprestazgos en Ourense, carta del Obispo

Reestructuración de arciprestazgos en Ourense, carta del Obispo

Carta pastoral de Monseñor Lemos , obispo de Ourense, con motivo de la reestructuración arciprestal que entra en vigor al comenzar este nuevo curso pastoral:  Los arciprestazgos: una estructura viva para una tarea de futuro

Una de las novedades de este comienzo de curso es la aplicación de la reestructuración de arciprestazgos, que han visto reducido su número de 28 a 12, para atender mejor las necesidades pastorales de cada zona y ayudar a optimizar la labor de los sacerdotes.

En su nueva Carta Pastoral, que se hace pública hoy, el Obispo de Ourense expone los motivos y reflexiones que han llevado a esta nueva estructura, basada en los cambios demográficos y pastorales que ha experimentado nuestra Diócesis en los últimos veinte años, con muchos pueblos que van, poco a poco, quedando vacíos, en un contexto en que han descendido, además, las vocaciones sacerdotales. “Es necesario apostar por otras formas de pastoral más adecuadas a las necesidades de nuestros pueblos y que no suponan un desgaste físico, psíquico y, sobre todo, espiritual, del sacerdote“, señala Monseñor Lemos, un proceso de “conversión pastoral” que exige esperanza, paciencia y coraje.

La actividad pastoral, así concebida, será más enriquecedora, potenciará la comunión y la fraternidad sacerdotal, con la ayuda mutua necesaria, sobre todo en momentos de dificultades, de acuerdo con las cualidades y capacidades de cada sacerdote, que podrá poner al servicio de esa zona pastoral lo mejor de sí mismo“.

El Obispo de Ourense expone también en esta Carta Pastoral, además de ciertos detalles de la organización y funcionamiento de los arciprestazgos, distintas consideraciones sobre la constitución de casas arciprestales que sean hogares donde los sacerdotes puedan encontrar un ámbito de habitabilidad y de atención humana, fraternal y espiritual, concluyendo esta carta con las palabras del Papa Juan Pablo II: “Cada uno debe sentirse feliz de pertenecer a la propia Diócesis. Cada uno puede decir de la propia Iglesia local: aquí Cristo me ha esperado, me ha amado; aquí lo he encontrado y aquí pertenezco a su Cuerpo Místico. Aquí me encuentro dentro de su unidad“.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email