Coronavirus Iglesia en España

Recomendaciones ante el coronavirus…

El secretario general de la CEE, Luis Argüello, preguntado por los periodistas en rueda de prensa, aseguró que ante el coronavirus lo principal es seguir las indicaciones que nos den las autoridades civiles. Además, ofreció cuatro recomendaciones como medidas de prevención:

  1. Que se retire el agua bendita de las pilas situadas en la entrada de los templos.
  2. Que en lo que respecta al rito de la paz, no es conveniente ni estrechar las manos ni besar. Se puede hacer un gesto más sencillo como es una inclinación de cabeza: «En el momento de ofrecer el signo de paz, puede utilizarse otro gesto más reverencial de inclinación de unos a otros».
  3. Evitar el besapiés y el besamanos. Para el secretario general es momento de que «tome protagonismo la mirada a la talla o la inclinación del cuerpo». Se trata de evitar el contacto físico con ellas, y facilitar una mayor rapidez que evite aglomeraciones, sobre todo en este tiempo de Cuaresma y en la próxima Semana Santa, momentos propicios para las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes.
  4. Lavarse las manos: Que las personas que distribuyen la comunión durante la de la Eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento.

Pero además, Luis Argüello indicó que ante la situación mundial que se está creando, «nos parece importante mantener los templos abiertos», pues este «virus mundial, una expresión más del mundo global, nos sorprende» y genera «una situación de preocupación y angustia, y además ha aparecido otro virus: el virus de los miedos, de las falsas noticias, de la desconfianza». «Algunas de nuestras tradiciones arrancan de cuando en Europa se dio la peste negra del siglo XIV. En ese momento aparecieron imágenes, tallas y devociones en las que los hombres pasaban su angustia y su dolor a la Virgen de las Angustias o la Virgen de los Dolores», dijo. Pero además, aclaró que «esto no significa que no tenemos que hacer todo lo posible desde el punto de vista científico y médico». Para el secretario general la devoción «no nos van a curar la enfermedad, pero sí nos va a hacer que el virus del miedo se detenga. La confianza ciega en la ciencia no tiene la última palabra sobre el significado último de la existencia». «Los criterios que desde las autoridades sanitarias se den, mostramos nuestra disponibilidad para llevarlos a cabo», apuntó, recordando que la Iglesia, además de parroquias, regenta colegios, residencias, centros sociales…

Print Friendly, PDF & Email