Diócesis Iglesia en España

Profesión de una carmelita en Caudiel (Segorbe-Castellón)

Profesión de una carmelita en Caudiel (Segorbe-Castellón)

La profesión de una carmelita alegra Caudiel, al Obispo y la Diócesis (Segorbe-Castellón)

Aparentemente desaparecida del mundo. Durante la hora y media de celebración, la hermana Manuela María de la Cruz solo se asomó una vez a la puerta de la clausura para entregar su acta de profesión al Obispo, y salió un par de minutos para recoger la corona de flores signo de su entrega definitiva a Cristo. Sin embargo, esta discreción ha sido motivo de alegría mucho más allá de los límites de la clausura de las carmelitas de Caudiel.

“Hoy es un día de gozo para nuestra Diócesis – aseguraba mons. Casimiro  López Llorente esta mañana durante la misa de profesión -, que se ve tan carente de vocaciones, especialmente contemplativas. También lo es para este convento, y esperamos que sea el inicio de una recuperación. Y por supuesto, lo es para el Obispo”.

Para dar continuidad a esta celebración, Mons. López Llorente pidió la colaboración de cada hermana para que su comunidad sea “luz para todos” desde el camino de santidad que el Papa Francisco describió con motivo del V Centenario de Santa Teresa: alegría, oración, fraternidad y presencia en el tiempo actual. El Obispo lo resumía afirmando que “vivir el cielo en la tierra es lo que atrae a los jóvenes”, convencido que el testimonio de santidad de los consagrados basta para hacer atractiva la llamada.

La profesión solemne de la hermana Manuela María de la Cruz se ha celebrado en la triple fiesta de la presentación del Señor, la Jornada de los Consagrados y la conclusión del Año de la Vida consagrada. Durante la homilía, el Obispo pautó el encuentro con Cristo, la consagración y la profesión como tres realidades relacionadas. Por su parte, la carmelita respondía manifestando su propósito de que “cada día sepa conocer, contemplar y amar al Amado”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email