Diócesis Iglesia en España

Procesión de la Virgen de Las Nieves en Tenerife

virgen-de-las-nieves-tenerife

Hasta 2020, La Palma “despidió” a la que no se va

El viernes 6 de agosto, una multitud de personas acompañaron a la imagen de la Virgen de Las Nieves, patrona de La Palma y de los palmeros, en la procesión de retorno a su Santuario del monte. Con la “Subida” finaliza esta sesenta y ocho edición de la “lustral Bajada de la Virgen”.

La parroquia de El Salvador estuvo abierta durante toda la noche. El párroco, José Francisco Concepción Checa, presidió la eucaristía previa a las siete de la mañana. En su acción de gracias final, a modo de cuento dirigido a una niña mauritana, desgranó los eventos principales de las fiestas que tocaban a su fin.

La patrona recorrió en su sillón de viaje el tradicional camino de retorno. Dos loas de despedida fueron una novedad en esta ocasión. En Benahoare, el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, y el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, despidieron oficialmente a la Virgen.

Nuestra Señora de Las Nieves, cumpliendo el horario previsto, llegó a mediodía a la plaza del Santuario insular. Allí se encontraban los presidentes autonómico y del Cabildo, así como el alcalde de la capital, otros alcaldes de la isla y de Tenerife, autoridades militares. El obispo nivariense y el arzobispo de Oviedo acogieron a la morenita. En la plaza hubo dos alocuciones. La primera de un laico, Juan Jesús Rodríguez, que habló en nombre del santuario que recibía gozoso el retorno de la Señora del Monte, y la segunda la del arzobispo Jesús Sanz.

La Misa en la plaza se demoró por realizarse el traslado de la imagen de su sillón de viaje a sus andas de baldaquino. El obispo nivariense presidió la misa en la plaza del Santuario. Subrayó en la homilía la belleza y armonía de una fiesta que, en esta ocasión, señaló, pretendieron “reforzar nuestra esperanza. En el momento de las ofrendas se hizo entrega de un cheque simbólico con el resultado del gesto “la bajada con mauritania” que había casi cuatriplicado su objetivo de alcanzar 10.000 euros para una ambulancia destinada a un barrio de la capital mauritana. Al final la recaudación de las parroquias de la isla para esta acción de Cáritas fue de 38.442.02.

Por su parte, el alcalde capitalino y el presidente del Cabildo ofrecieron una escultura en bronce de S. Miguel triunfante destinada al museo de arte sacro del santuario insular.

Con la procesión en torno al templo finalizaban esta Bajada de la Virgen, si bien en la tarde se sucedieron las eucaristías de los distintos municipios de la isla en el día de la onomástica de la Virgen de Las Nieves.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email