Opinión

¿Príncipes de la Iglesia?, por Fidel García Martínez

¿Príncipes de la Iglesia?, por Fidel García Martínez

¿CARLOS OSORO PRÍNCIPE DE LA IGLESIA CATÓLICA?

Los 17 nuevos cardenales de la Iglesia Católica nada tienen que ver con la imagen que poderosos medios, especialmente el Cine y la Televisión, han hecho ver al gran público: personajes ricos e intrigantes, con mucho poder e influencia y algunos constituidos por el nepotismo o por la imposición familia.

Se les denominaba príncipes de la Iglesia. Hoy ese tópico ha quedado pulverizado por la personalidad y la experiencia vital de los eclesiásticos distinguidos con la cruz del cardenalato. Proceden de los cinco continentes y muy especialmente de los lugares más alejados de Roma, lo que el Papa Francisco llama periferias: de Europa proceden los menos. De los 17 sólo 13 pueden elegir al Papa. El color de su vestimenta es sangre, deben estar dispuestos a derramarla por servicio a la Iglesia. Los Cardenales como dice el Papa. “Vienen de tierras lejanas, tienen diferentes costumbres, color de piel. Idiomas y condición social; piensan distinto e incluso celebran la fe con ritos diversos” Los nuevos cardenales proceden tres de Latinoamérica (México, Venezuela y Brasil). Tres son norteamericanos (Chicago, Dallas e Indianápolis). De Asia proceden dos, de países que nunca tuvieron ningún cardenal, uno de Bangladesh y otra de Isla Mauricio). En Oceanía ya había creado cardenales en febrero de 2014 5 2015. Destacan entre los nuevos cardenales un nuncio en funciones: Mario Zenari, embajador del Vaticano en Siria, quien en su discurso de aceptación del capelo cardenalicio afirmó: “Algunos de nosotros venimos de lugares donde muchos, millones mueren en las calles o bajo los escombros de sus casas, a causa de terribles violencias y de sangrientos, inhumanos e inexplicables conflictos” Europa pierde peso en la composición del cardenalato y en la futura en elección del sucesor de San Pedro, sólo Carlos Osoro Sierra. Arzobispo de Madrid y el arzobispo de Malinas Bélgica. Otro Cardenal procede de La república Centroafricana, durante castigada por una cruente guerra civil. También ha elegido colaborador al arzobispo de Port Moresby, Papua Nueva Guinea.

Entre los otros cuatro cardenales elegidos mayores de 80 años, sin derecho a voto en un eventual cónclave, destacan el Arzobispo emérito de Kuala Lumpur, Malasia: el humilde sacerdote albanés Ernest Sinoni, quien vivió durante décadas en prisión, fue condenado a muerte y torturado por el terrible y sangriento régimen comunista de Enver Hoxha. O el obispo emérito de Mohale Hoek, Sebastian Koto, primer cardenal de Lesotho, quien no pudo viajar.

Todos estos eclesiásticos han sido elegidos por el Papa Francisco por ser colaboradores fieles y no príncipes eclesiásticos intrigantes como aún se afirma en poderosos medios de información claramente tendenciosos para descalificar a la Iglesia Católica en su Jerarquía, cuya cabeza visible es el Papa Francisco, víctima de campañas claramente satánicas.

Fidel García Martínez

Print Friendly, PDF & Email