Revista Ecclesia » Primeras palabras del Papa en Eslovaquia: «La fe cristiana quiere ser semilla de unidad y levadura de fraternidad»
Destacada Internacional Santa Sede

Primeras palabras del Papa en Eslovaquia: «La fe cristiana quiere ser semilla de unidad y levadura de fraternidad»

«La fe cristiana es —y quiere ser—semilla de unidad y levadura de fraternidad». Así se lo ha dicho el Papa Francisco a los miembros del Consejo Ecuménico de las Iglesias en la Nunciatura Apostólica de Bratislava, con quien se ha reunido este 12 de septiembre a su llegada a Eslovaquia, en su seguda etapa de este Viaje Apostólico.
En la reunión, en la que han participado representantes de las once Iglesias miembros del Consejo Ecuménico, Francisco les ha llamado «a resistir la tentación de la esclavitud interior con las fuerzas gemelas de la contemplación y la acción».

Fe y libertad

El Papa Francisco ha recordado los pasados años de dominación soviética, los tiempos de persecución «cuando la libertad religiosa fue sofocada o duramente reprimida».

El Papa ha destacado los nuevos tiempos que vive el país, que tras la caída del Telón de Acero volvió la libertad, dijo. «Ahora estáis compartiendo una experiencia similar de crecimiento en la que estáis llegando a descubrir lo hermoso, pero también lo difícil que es vivir vuestra fe en libertad».

El peligro de volver a la esclavitud

Franciscoha advertido a los eslovacos contra la tentación de volver a una esclavitud peor: «una esclavitud interior».

Francisco ha hecho un llamamiento a los cristianos para que no caigan en esta misma trampa de cambiar la libertad por «pan y poco más», es decir, «espacios y privilegios». Así, el Papa ha afirmado «que no nos pase esto; ayudémonos a no caer en la trampa de contentarnos con pan y poco más. Porque este riesgo sobreviene cuando la situación se normaliza, cuando nos estabilizamos y nos acostumbramos, aspirando a mantener una vida tranquila».

Hermanos en Jesús

El Papa Francisco ha recordado el celo evangelizador de los santos Cirilo y Metodio, conocidos como los «Apóstoles de los eslavos». Ellos pueden ayudar a los cristianos eslovacos a redescubrir la comunión fraterna en el nombre de Jesús, y a poner la libertad religiosa e interior en el centro de las relaciones entre las distintas confesiones.

«Que los santos Cirilo y Metodio, ‘precursores del ecumenismo’», ha expresado, «nos ayuden a hacer todos los esfuerzos para trabajar por una reconciliación de la diversidad en el Espíritu Santo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa