Iglesia en España Nacional

Primer Encuentro de Dominicas de menos de 50 años, de España y Portugal

“Celebramos juntas nuestro ser dominicas predicadoras” fue el lema que reunió a casi 50 dominicas de distintas congregaciones durante el fin de semana del 21 al 23 de septiembre en la residencia del Amor de Dios en Madrid, convocadas por el SEDEP (Secretariado de Dominicas de España y Portugal).

Ocho congregaciones participaron en este primer encuentro que acogió hermanas de vida apostólica de España de menos de 50 años. Se inició el viernes por la noche con una dinámica de presentación de hermanas y congregaciones. Al día siguiente, Hna. Luz Ortegosa, superiora general de las dominicas de la Enseñanza, dio a todas la bienvenida en nombre del SEDEP para presentar este primer encuentro pensado desde hace tiempo y preparado con mucha ilusión para compartir retos y anhelos. Un objetivo marcaba este encuentro, generar redes de trabajo en España, Portugal y el resto de Europa y el mundo para así crear lazos y sentirnos unidas en la misión de predicadoras, pues como afirmó Hna. Luz, “la unión hace la fuerza”.

Siguió, Hna. María Fabiola Velásquez, dominica de la Presentación y coordinadora internacional de DSI (Dominican Sisters International) que acompañó el tema del día. Hna. María Fabiola, expresó la alegría de haber sido invitada a este encuentro y el tener la oportunidad de presentar la riqueza de la vida dominicana femenina.

Hna. María Fabiola explicó que el DSI es un movimiento internacional de hermanas dominicas que busca crear lazos entre todas las dominicas de vida apostólica en el mundo, para el bien de la misión de la Orden. Son 151 congregaciones de vida apostólica agregadas a la Orden, en 110 países con un total de 24.534 hermanas, teniendo en cuenta que los frailes son 6.500 y las monjas contemplativas 3.580.

El DSI, comentó Hna. María Fabiola, “se formó para vivir juntas el carisma dominicano, afirmar nuestra identidad de mujeres predicadoras y fortalecer comunicación y red entre hermanas”. De entre los objetivos del DSI destaca la colaboración y comunicación entre las congregaciones.

El trabajo continuó por la tarde, con un compartir sobre celebrar juntas nuestro ser dominicas predicadoras. “Los dominicos y dominicas hemos sido creados para la misión de la predicación”, recordó Hna. Mª Fabiola Velásquez, aunque especialmente y actualmente el P. Bruno Cadoré, maestro general de la Orden, habla más de “evangelización” que de “predicación”, pues es un término más amplio. La predicación es una parte de la evangelización y la misión evangelizadora es nuestro código de identidad. Debemos hacer un buen uso de la Palabra y de las palabras, destacó Hna. Fabiola. Insistió en la importancia de la formación, en cuidar de mantener al día las bibliotecas comunitarias y no sólo valerse de internet.

En la conferencia, la coordinadora internacional del DSI dijo que se habla mucho de Familia Dominicana y por eso hay que tener en cuenta que “el único símbolo dominicano es la predicación para la salvación de la humanidad y por tanto, de la importancia de predicar “fuera” de la predicación, con gestos, escucha atenta… pues esto es predicar la fraternidad”.

Insistió en que aunque estamos llamadas a la predicación explícita del Evangelio, y no se necesita el ambón, sí se requiere dar la palabra a los demás y valorizar la pastoral de escucha. La predicación es la vida de la familia dominicana, es una forma de vida, un estilo de vida… es la vida. Una vida que predica para dentro y para afuera, “no luz de la calle y oscuridad de la casa” afirmó la dominica de la Presentación. Nos ha sido confiada la Palabra de Dios para los demás: alguien que siente la urgencia de decir la palabra de la verdad, el amor, la misericordia y la compasión que ella misma ha recibido de Dios, en Jesucristo. Presentó, siguiendo el pensar del maestro de la Orden, los escenarios de la Nueva Evangelización:

– La secularización.

– El fenómeno migratorio.

– Los medios de comunicación social.

– La economía y la crisis mundial.

– La investigación científica y tecnológica.

– La política.

Y alertó que muchas veces “el tiempo de oración se nos está acortando por demasiado trabajo y acumulación de tareas. Cuidado -alertó- porque la Palabra se acuna en el silencio y en el encuentro con el Señor. Es necesaria una vida de oración de contemplación y de fraternidad”.

El último día sirvió para evaluar muy positivamente el encuentro y decidir que éste será el primero de muchos que vendrán, pues es importante poder trabajar en red. También se presentó la situación de la familia dominicana en Europa y en España. Hna. Pilar del Barrio, dominica misionera de la Sagrada Familia y secretaria ejecutiva de Familia Dominicana en España, explicó el nuevo funcionamiento de éste, destacando que somos un árbol con muchas ramas y que conviene conocernos y aunar fuerzas. Sumar para el bien de nuestra misión, este es el objetivo para dar continuidad al trabajo conjunto.

El encuentro finalizó con la Eucaristía, presidida por el padre Oscar Jesús Fernández o.p., el cual marcó tres puntos importantes en el ser de mujeres dominicas: capacidad de situarse frente a la realidad presente, escucha y predicación.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas