Iglesia en España Nacional

Presentación en la archidiócesis de Toledo del Día del DOMUND 2013

toledo-domund

Presentación en la archidiócesis de Toledo del Día del DOMUND 2013

 Toledo recordará que el DOMUND tiene nombre y personas muy concretas en nuestras ciudades: ¡los misioneros!

 Presentado por el Arzobispo de Toledo y el Delegado de Misiones de Toledo el programa de actividades del Octubre Misionero

El Octubre Misionero, mes dedicado especialmente a las misiones y que cuenta con la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones, el domingo 20 de octubre, conocido como DOMUND, ha arrancado en la Diócesis de Toledo con la presentación realizada del programa de actividades por el Arzobispo de Toledo y el Delegado de Misiones de la Diócesis de Toledo.

 

D. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo y Primado de España, presidente de la Comisión Episcopal de Misiones ha comenzado su intervención hablando de la preparación del Domingo Mundial de la Misiones (Domund), con la campaña de animación misionera, y también de la colecta que en todos los templos católicos se hace, así como otras instituciones o comunidades católicas hacen el 20 de octubre, en este año.

 

En ese sentido, el Arzobispo ha destacado que “la animación misionera de una Diócesis, como la de Toledo, tiene un programa muy concreto a lo largo del todo mes de octubre”, pero enfatizando que lo más importante es que “nosotros creemos que podemos, en una sociedad como la nuestra, ofrecer algo interesante e importante que afecta al corazón de las personas, y que puede ayudarle a ser mejor persona, que es a Jesucristo, que es lo que están involucrados las comunidades cristianas y también los misioneros que trabajan fuera de nuestras diócesis”. También ha destacado que “todo el trabajo de la misión lleva consigo una serie de actividades donde la persona en su conjunto, está considerada y necesita de toda una serie de acciones, llamada pastoral social, de una atención a las personas a las que se anuncia el Evangelio que están en unas condiciones muy precarias, y que por tanto, todo eso lleva consigo pues la consabida “hucha”, el hacer ver cómo los misioneros necesitan no solamente el apoyo de sus Iglesias de origen, donde han nacido, donde se han criado y han nacido en la fe, sino también una realidad inmensa, el Domund, desde la cual muchas diócesis no podrían trabajar”, por lo que la colaboración de “muchos poquitos que al final se convierten en un todo muy grande”.

 

Rodríguez Plaza también señalaba que “esta tarea misionera es indicativa de lo que somos, si no tenemos deseos de llevar el Evangelio, que es fuerza, ayuda y capacidad de desarrollo para tanta gente, seremos Iglesia de una manera un poco raquítica”. Este mensaje “va dirigido primeramente a los católicos, porque también existe mucha gente que admira el trabajo de los misioneros”, pero existe una “realidad que es la humanidad necesitada y otra parte que comparte y hace posible que haya una esperanza para mucha gente”.

 

En respuesta a una pregunta de los medios de comunicación presentes, D. Braulio ha compartido que “lo novedoso del Papa Francisco no está en la cosas que dice, sino cómo las dice y cómo nos urge a actuar”, lo que transmite es “la realidad de los problemas que nos urgen” y “en el mensaje del Domund de este año eso ya se nota”. También ha señalado, sobre el Papa Francisco, que la novedad se sitúa sobre todo “con la palabra que supone su ejemplo y sus acciones o actividades, que no está diciendo que tenemos que movernos más, que la Iglesia no puede estar parada, quieta, los cristianos tienen que ser personas que salgan de sí mismo, que vayan a las periferias, que no son únicamente geográficas”, en eso posiblemente sí que se note la diferencia, porque “en cuanto al contenido el mensaje es del Papa, el sucesor de Pedro”.

 

Memoria agradecida por el misionero Antonio Garzón

 

Durante la presentación de actividades el Arzobispo de Toledo, Rodríguez Plaza, ha tenido un emotivo recuerdo del misionero Antonio Garzón, recientemente fallecido, realizando una “memoria agradecida”, recordando sus palabras justamente cuando estaba apunto de volver, al manifestarse la enfermedad que poseía, cuando Garzón decía al Arzobispo “yo tengo que volver porque ya no puedo escuchar a tanta gente que viene hablarme de sus problemas, de sus cosas” y eso  necesitaba una atención y una energía. D. Braulio recordó como cuando regresó Antonio Garcón estuvo trabajando de capellán en Parapléjicos, por todo ello el Arzobispo ha afirmado que “creo que es un misionero grande, que nos muestra como muchos misioneros despliegan su compromiso en la vida”.

 

Por su parte, el Delegado de Misiones del Arzobispado de Toledo, Jesús López Muñoz, ha mencionado las palabras Papa Francisco en el mensaje del Domund, en el que decía que “toda comunidad es “adulta”, cuando profesa la fe, la celebra con alegría en la liturgia, vive la caridad y proclama la Palabra de Dios sin descanso, saliendo del propio ambiente para llevarla también a las “periferia”, especialmente a aquellas que aún no han tenido la oportunidad de conocer a Cristo. La fuerza de nuestra fe, a nivel personal y comunitario, también se mide por la capacidad de comunicarla a los demás, de difundirla, de vivirla en la caridad, de dar testimonio a las personas que encontramos y que comparten con nosotros el camino de la vida”.

 

Desde esa fuerza de nuestra fe, Jesús López señaló que la Diócesis de Toledo posee en la actualidad casi 170 hombres y mujeres misioneros, que son los “mejores embajadores de la Diócesis, en todos los niveles, no solo porque anuncian y proclaman el Evangelio, sino porque Toledo está siempre con ellos”. Ha recordado López que son hombres y mujeres que llevan su tierra, sus raíces y su fe a otros continentes”. Estos 170 misioneros fundamentalmente trabajan en la Prelatura de Moyobamba y en la Diócesis de Lurín, en Perú, recordando que “el próximo mes de enero hará veinte años que empezamos a trabajar en Lurín”.

 

También ha destacado el delegado de Misiones que estos “hombres y mujeres que no tienen otro objetivo que el anuncio del Evangelio y la alegría inmensa de poder llevar este anuncio a todos los rincones del mundo”, aunque también señalaba que el anuncio del Evangelio lleva unido una acción social.

 

“Que crezca el conocimiento del Domund” y #YoSoyDomund

 

La Diócesis de Toledo, desde la Delegación de Misiones, se ha planteado, especialmente en este año, que el conocimiento del Domund sea mayor, que se recuerde que el Domund tiene “nombre y personas muy concretas que están en nuestra ciudad, en nuestros pueblos”, como ha destacado Jesús López. Y con estas actividades, pretendemos que la misiones “salgan a la calle”, los misioneros “sean nuestra referencia” y que la palabra Domund sea indicativo de la entrega de muchas personas desde una solidaridad que es verdaderamente universal.

Por otra parte, se invita a participar en la campaña #YoSoyDomund, que pretende que todos podamos compartir en las redes sociales nuestra experiencias en el Domund que hemos tenido desde pequeños, en colegios, en parroquias, por ello se realiza un llamamiento para que todas las personas compartan y digan que son Domund, porque “decir #YoSoyDomund también es anunciar a Jesucristo en las Redes Sociales, en ese nuevo planeta de evangelización 2.0”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas