Cultura Firmas

Presentación del libro «Para ser otro Cristo» en el santuario del Real Oratorio del Caballero de Gracia

Presentación del libro «Para ser otro Cristo» en el santuario del Real Oratorio del Caballero de Gracia

En la presentación, tuvo lugar en el Aula de actividades del Real Oratorio, resultó insuficiente por el elevado número de asistentes, intervino en primer lugar D. Juan Kindelán, Presidente de Ediciones Cristiandad, editora del libro; en segundo lugar el autor del libro, D. Juan Moya y cerró el acto Mons. D. Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid.

Al terminar el autor firmó ejemplares a los que lo desearon

Presentación del acto Bienvenidos a la presentación del libro «Para ser otro Cristo», de don Juan Moya. Agradezco, en primer lugar, la presencia y la palabra de don Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid y Secretario de la Conferencia Episcopal Española durante diez años, por quien siento especial aprecio y agradecimiento. Don Juan Antonio formó parte del Consejo Editorial de Cristiandad, rondando el segundo milenio, junto con el querido y recordado Don Eugenio Romero Pose, don Olegario González de Cardenal, don Pedro Rodríguez y don Juan José Pérez Soba.

Doy las gracias también al autor del libro, don Juan Moya, Rector del Oratorio del Caballero de Gracia, donde nos encontramos. Don Juan y yo coincidimos en la universidad: él estudiaba Medicina y Derecho Canónico, cien- cias serias, mientras yo me licenciaba en Periodismo. Con el paso de tantos años, él sacerdote y yo editor aficionado, ha querido publicar en «Cristiandad» este precioso libro con la ilusión de ayudarnos a conocer mejor a Jesucristo, amarle más y parecernos más a Él.

Antes de ceder la palabra a don Juan, también quiero agradecerles a todos ustedes su presencia en este acto.

Juan Kindelán
Presidente de Ediciones Cristiandad

 

Presentación de libro

En primer lugar, agradezco a D. Juan Antonio Martínez Camino su intervención en la presentación del libro y a D. Juan Kindelán, Presidente de Ediciones Cristiandad la edición del libro.

Por qué he escrito el libro Se podría preguntar por qué he escrito este libro, habiendo tantos y tan buenos sobre Jesucristo. Sobre todo por un deseo personal de meditar la vida del Señor, y una manera de hacerlo es poner por escrito esas reflexiones, para grabarlas mejor en la cabeza y en el corazón. Y por si, de paso, pueden ser útiles a otros. Pero además el origen del libro, la decisión de escribirlo, tiene otros estímulos: el impacto de la vida de algunos santos de nuestros días, que, en mi opinión, reflejan con gran fuerza y atractivo la vida de Cristo: San Juan Pablo II y por tanto de los cristianos, donde Dios nos espera cada día. Así el cristiano, siendo otro Cristo, contribuye a transformar el mundo desde dentro, a ser sal y luz, fermento, colirio…, haciéndolo más justo, más solidario, más humano. Cómo conseguir llegar a ser otro Cristo Hemos hablado de la meta a la que hemos de procurar llegar. Y de la gran importancia que tiene para nuestra vida de hombres y mujeres cristianos. Y ¿cómo llegar a ser otro Cristo, qué medios tenemos a nuestro alcance? Un requisito esencial es buscar la identifica- ción con la voluntad de Dios para cada uno de nosotros, en todos los momentos de nuestra vida. Como el Señor, también nosotros hemos de ser conscientes de haber venido al mundo para cumplir el querer de Dios; ese debe ser nuestro alimento. Este empeño de fondo, lo debemos actualizar en las más diversas cir- cunstancias, y siempre. La fuerza necesaria para vivir así la hemos de obtener en la vida de oración y con la gracia que recibimos en los sacramentos, que nos den una presencia de Dios constante para lle- gar a ser contemplativos en medio del mundo, como decía San Josemaría. Saber convertir el trabajo en oración, a la vez que procuramos realizarlo con la mayor competencia profesio- nal, y ese prestigio será nuestro “anzuelo” de “pescador de hombres”, para acercarles al Señor a través de una amistad sincera, con nuestra oración y nuestro ejemplo, y esa pala- bra oportuna que ayuda a descubrir un nuevo horizonte en la vida de muchas personas, que caen en la cuenta del amor que Dios les tiene, un amor que ha llegado hasta dar la vida por cada uno de nosotros, y está siempre dispuesto a ayudarnos y perdonarnos. Y así, poco a poco, casi sin darnos cuenta, iremos creciendo en los rasgos capitales que decíamos antes y nos vamos acercando al Señor, nos vamos pareciendo a Él. No podemos terminar sin hablar de la Virgen. Si queremos parecernos al Señor es nece- sario que la tratemos y la queramos como Madre nuestra que es, pues así lo ha querido Él, entregándonosla como el último gran don de su vida terrena. María, el mejor atajo para llegar a su Hijo, y también el mejor camino para parecernos a Él. “Sé de María y serás nuestro”, decía San Josemaría, de Dios y semejantes a Él. Agradeceré a los que lean el libro cualquier sugerencia que pueda mejorarlo en una posible reedición. Muchas gracias.

Juan Moya

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email