Cultura

Presentación del libro: “Las 10 cosas que el Papa propone a los periodistas”

Presentación del libro: “Las diez cosas que el Papa Francisco propone a los periodistas”

En la Sala de Prensa de la Oficina de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Madrid, tuvo lugar la presentación del libro “Las diez cosas que el Papa Francisco propone a los periodistas”, escrito por el sacerdote y periodista Manuel María Bru Alonso, mediante la editorial Claretina.

La presentación contó con el autor Manuel María Bru, el misionero claretiano Fernando Prado Ayuso, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, y el director de MCS del Arzobispado de Madrid, Rodrigo Pinedo.

Se quiso enmarcar el acto de cara a la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales a celebrar el domingo de la Ascensión (28 de mayo).

El autor en este breve libro se propone hacer ver que el comunicador -siguiendo el pensamiento del Papa Francisco- es un “buen samaritano”, que no solo se acerca, sino que se hace cargo del ser humano que encuentra al borde del camino.

Intervino en primer lugar el P.Fernando Prado aludiendo a la razón por la que la editorial claretiana encargó este libro al P. Manuel María Bru. A continuación, José María Gil Tamayo se refirió a este libro pequeño que contiene referencia a un gran protagonista, el Papa Francisco, como un prontuario con gran mensaje. Obra que Manuel María Brú ha sabido condensar en una excelente síntesis. Recalcó el gran conocimiento del autor sobre el magisterio de los papas. Las buenas síntesis la hacen los maestros, en referencia al autor. Francisco reivindica el aspecto social de la comunicación, la referencia al otro. La alterabilidad del otro, sin discriminaciones y en esta perspectiva, la opción por el pobre como algo prioritario. Dar forma y criterio a la información frente a la espectacularización y la mercantilización de la misma. Comunicar así, respetando las diferencias es proporcionar esperanza.

A continuación Manuel María Bru, desgranó la motivación del libro y los puntos de partida la su elaboración. En primer lugar dio las gracias a los presentes (la mayoría periodistas) de distintos medios. Recordó su pasión por el magisterio papal, que considera un tesoro que hay que conocer y difundir. Recordó un documento de Jorge Mario Bergoglio: Comunicador, ¿quién es tu prójimo? (2002). Ese documento le inspiró y se identificó con la idea de comunicador que tenía. Intuiciones que siempre quiso trasmitir a los jóvenes.

La profesión de comunicadores y la tecnología de los medios de comunicación social permiten hoy llegar muy lejos y muy dentro del corazón humano, allí donde se toman las decisiones importantes. Esto se debe a la poderosa potencialidad de la imagen para penetrar, conmover, mover, motivar y afectar nuestra conducta…A semejanza de la Palabra creadora de Dios, los comunicadores con la sola palabra pueden recrear o crear una imagen de la realidad. Y la tecnología actual globaliza y hace simultáneo este poder de la palabra…Los medios de comunicación social son hoy instrumentos principales en la creación de la cultura.

Teniendo en cuenta esto, entramos de lleno en nuestro tema con la pregunta: Comunicador, ¿quién es tu prójimo?”, que nos sitúa en el ámbito de la parábola del buen samaritano. La pregunta que nos hacemos es la que aquel escriba (comunicador) le hizo a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” Como diciendo: El mandamiento de amar es claro para todos. El problema se da en lo concreto: ¿quién es el que tengo que amar?” ¿Cómo se da la projimidad en el uso de los medios de comunicación social? ¿Cada prójimo individualmente, la totalidad de los hombres, los grupos…? ¿Puede darse simultáneamente un mensaje evangélico que no sólo sea altamente personalizado sino también “global”? ¿Cómo se ama a través de los medios?….Bien, verdad y belleza son inseparables cuando nos comunicamos: inseparables por presencia o también por ausencia, y en este último caso el bien no será bien, la verdad no será verdad ni la belleza será belleza. Actualmente hay una mayoría invisiblede excluidos que están al costado del camino, apaleados y robados, ante los cuales pasan los medios de comunicación. Los muestran, les dan mensajes, los hacen hablarEntra en juego aquí la projimidad, el modo de aproximarse. El modo de hacerlo determinará el respeto por la dignidad humana. Cuando las imágenes y las informaciones tienen como único objetivo inducir al consumo o manipular a la gente para aprovecharse de ella, estamos ante un asalto…Los medios pueden ser, lamentablemente, espejo de la sociedad en sus aspectos peores o en los frívolos y narcisistas. Pero también pueden ser ventana abierta por donde fluye sencilla y animadoramente la belleza del amor hermoso de Dios en la maravilla de sus obras, en la aceptación de su misericordia y en la solidaridad y justicia con el prójimo.

Por otra parte, indicó Manuel María Bru, Francisco propone, no impone, no dirige. Muestra a la Iglesia como maestra muy unida a la Iglesia como madre. La Iglesia debe escuchar la realidad y proponer pistas. El Papa escucha a los medios, a los periodistas y lo hace antes de proponerles nada. Desde la comprensión, hace propuestas que se pueden resumir en humanizar la comunicación; también una propuesta profunda que tiene que ver con los tres trascendentales del ser: verdad, bondad y belleza. Por otra parte está una propuesta provocativa que hace al comunicador libre. Libre ante el colonialismo del poder. Y finalmente propuesta de esperanza. Que en síntesis es que busquemos al que queda en la cuneta de las autopistas de la información. Ponerse a su lado y aprender a ver el mundo desde sus ojos.

Madrid 24 de mayo 2017

José Manuel Coviella C.

 

 

José Manuel CyC
24-5-2017

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email